* Por María José Armándola – Lic. en Kinesiología y Fisiatría (Mat. 939)

La grandeza de los grandes hombres y mujeres que dieron todo de sí en los momentos más impredecibles y angustiantes de la vida no reside tanto en lo glorioso o magnánimo de la gesta, sino la singular y muchas veces imperceptible cualidad de hacerlo en silencio, refugiados en la humildad de quien encuentra en el servicio al próximo todo premio y todo consuelo…

“Tener un kinesiólogo codo a codo laburando a tu lado en la guardia es un alivio tremendo para trabajar en unidad crítica. Hacen un trabajo fundamental y silencioso. Pocas veces se llevan el crédito que se merecen por la buena evolución de los pacientes”.

Estas sinceras palabras circulan por las redes sociales estos días y fueron dichas por un profesional que está en la primera trinchera en la lucha contra el Covid 19. Se trata del médico cardiólogo Damián Spagnuolo, reconocido profesional del Sanatorio Finochietto, quien realizó un reconocimiento público al rol del kinesiólogo, muchas veces subestimado o desconocido.

Nobleza obliga, y como profesional de la kinesiología, no puedo menos que ser conteste con Spagnuolo y agradecer el gesto que pone sobre relieve un rol clave en estos momentos tan tensos, exigentes y muchas veces dramáticos que vivimos en el mundo con una pandemia que está dejando una huella muy dolorosa.

Allí también aparece el rol del kinesiólogo, poniéndose “codo a codo” con el gran equipo sanitario que hoy está dejando jirones de su vida junto a enfermeros, choferes de ambulancias, personal de maestranza, médicos clínicos, especialistas, las miles de personas que apoyan el trabajo médico y también a las autoridades de los sanatorios y efectores públicos que conforman un ejército sensible y clave que enfrenta todos los días una batalla, y muchas veces en situaciones adversas y con recursos escasos.

El objetivo principal es la vida de la población y la disminución de los efectos que genera el virus en los pacientes; durante y después del proceso álgido donde la enfermedad está en el pico de su curso.

Funciones

Si algo nos permite rescatar como enseñanza el año y medio de recorrido del virus del Covid 19 en la humanidad es que su comportamiento es inestable y variable, y cada uno reacciona de distintas maneras a su presencia. En algunos casos, muchos lamentablemente, terminan sin poder resistirlo con un alto número de decesos; en muchos otros se atraviesa pero con consecuencias profundas.

De allí que podemos resumir que el kinesiólogo cumple un papel insoslayable por estos días en el período en que un paciente ingresa al establecimiento médico con los síntomas, en sus distintos estadíos.

Pero quizá hoy , el kinesiólogo como profesional, cumple un papel altamente vital en algo que desde CKEA ponderamos como clave para la recuperación de los pacientes: el tratamiento kinésico para las secuelas post Covid.

En este punto queremos hacer hincapié en nuestra columna de esta semana.

Veamos algunas certezas que en este tiempo el comportamiento del virus en el cuerpo humano nos ha permitido alcanzar.

En cuanto a las secuelas, la mayor parte de las personas que ha atravesado los efectos de lo que se ha dado en llamar Coronavirus (por la familia que integra) ha mostrado signos de recuperación completa en algunas semanas. Pero algunos — aun aquellos que han tenido una enfermedad leve — continúan presentando síntomas después de su recuperación inicial. Los signos y síntomas más comunes que persisten con el tiempo incluyen: fatiga; falta de aire al respirar; tos; dolor en las articulaciones; dolor en el pecho; taquicardia, entre otros.

De allí que en CKEA aplicamos un protocolo médico riguroso. Es así que cuando el paciente llega se le realiza una historia clínica donde se le toman los datos, el paciente debe completar una planilla donde refiere los síntomas que ha manifestado y el tiempo que curso la enfermedad. Luego se hace una auscultación donde se escuchan sus pulmones, se toma el pulso y la saturación de oxígeno que posee al momento y durante la sesión se realizan distintos test, dependiendo qué aspecto del impacto de la enfermedad queremos evaluar.

Abordaje

En general, pero en este momento de la pandemia en particular, es vital que todos los miembros del instituto y los pacientes respetemos las normas de seguridad y los protocolos sanitarios previstos para evitar la propagación del virus.

Cada día que pasa en la convivencia con el Covid 19 la ciencia más conoce acerca del comportamiento del virus, y se avanza en la convicción que no hay un tratamiento para cada una de las secuelas, sino que se recupera la capacidad funcional a través del ejercicio sistematizado y responsable adecuado al estado del paciente.

Ese el momento donde interviene el trabajo profesional del kinesiólogo.

En la mayoría de los casos se trata de lograr un plan de trabajo que incluye ejercicios aeróbicos, respiratorios, de fuerza, equilibrio y relajación.

El tratamiento para recuperar funciones vitales del cuerpo humano requiere que el paciente se encuentre estable, sin síntomas ni signos de la enfermedad.

De allí la importancia que el paciente, cuando acuda a CKEA, lo haga con el alta médica correspondiente. Como siempre decimos aquí, ante cualquier duda lo importante es consultar a su profesional de confianza para evitar problemas a sí mismo y al mapa social que lo contiene.

Además, es importante realizarse estudios una vez que se superó la enfermedad en sistemas clave de nuestro cuerpo como el cardiológico, pulmonar, neuronal y muscular, y sólo el médico puede prescribirlos.

Esta enfermedad, al ser novedosa y disruptiva y al haber tomado por sorpresa a la humanidad, nos obliga a complejos desafíos cotidianos, donde la ciencia y los profesionales se ven sometidos a constante presión por encontrar resultados positivos.

Todos somos parte de este proceso y nos encontramos en este momento en un momento culmine, lo que hace más difícil tener una mirada panorámica del problema. De allí la importancia de que cada uno en su lugar ponga su mejor esfuerzo para cuidar los enfermos, prevenir a la sociedad y encontrar soluciones definitivas.

En este proceso se advierte claramente la función del kinesiólogo en el paciente con Covid 19, ya sea en su internación o en su necesaria posterior rehabilitación.

Es que al haber sido sometido el cuerpo a un prolongado estado de reposo, es natural que se genere una pérdida de las condiciones físicas óptimas, y la manifestación inmediata suele ser acumulación de fatiga o dolores en el cuerpo. En CKEA estamos preparados para mejorar estos factores que, en su desacople, alteran en forma psicosomática a la persona y su entorno.

La pandemia no ha terminado aún. Por lo que debemos seguir cuidándonos por nosotros y por los demás. Pero si ya conviviste con este especial virus y lograste superarlo, es necesario que sepas que muchos estudios científicos han demostrado que los pacientes lo hacen con un sinnúmero de secuelas y, será necesario un proceso de rehabilitación para volver tus funciones al ritmo previo a la enfermedad.

Nuestro consejo es que no subestimes el post Covid. Nosotras estamos para ayudarte y acompañarte en este camino. No dejes de llamarnos para conversar y analizar tu caso. Porque este virus no discrimina y afecta a todos; y nosotros tratamos a todos en forma general, pero cada caso merece una atención única. Te esperamos.

Para más información podes escribir al WhatsApp 3434462213 o en nuestras redes:

instagram: @ckea_oficial

Facebook: CKEA

Dirección: Casa central: Vélez Sarsfield 721.

Sucursal: Mitre 171. Los dos en el parque Urquiza de la ciudad de Paraná.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate