“Ese no sabe lo que tiene” es una frase hecha que le viene hecha a medida a David Mazurek, un granjero de Michigan, Estados Unidos, quien hace unos días se enteró que la piedra que usó durante 30 años como tope para la puerta de su casa es en realidad un meteorito valuado en 100 mil dólares.

Mazurek llevó el objeto al Museo Smithsonian y la Universidad Central de Michigan en enero, luego de leer informes de que había trozos de meteoritos que se vendían por miles de dólares. Resultó que el trozo de hierro y níquel de más de 10 kilos es el sexto meteorito más grande hallado en ese estado norteamericano.

"Pude distinguir de inmediato que se trataba de algo especial. Es el espécimen más valioso que haya tenido en las manos en mi vida, monetaria y científicamente", declaró la profesora universitaria de geología Mona Sirbescu.

Además, Mazurek aseguró que el meteorito estaba en un granero que compró en 1988 en la localidad de Edmore y aseguró que el agricultor que le vendió la propiedad le había dicho que el objeto había caído en la década de 1980.

"Dicen que lo tomaron inmediatamente después de oír un gran estruendo y que lo sacaron de un cráter", contó. Ahora dice que cuando se venda el meteorito donará una parte del dinero a la universidad: "Ya no lo usaré como tope para la puerta. Busquemos un comprador".

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate