San Lorenzo tenía la posibilidad de subir a la punta de la Superliga, pero cayó en el Nuevo Gasómetro ante Central Córdoba, que salió de la zona de descenso directo, por 4 a 1 y desató el enojo de la gente.

El Ferroviario se acomodó primero en el arranque del encuentro y tuvo las chances más claras en los pies de Gervasio Núñez antes de cumplidos los diez minutos, incluído un mano a mano que se fue cerca del palo izquierdo de Nicolás Navarro.

El transcurso de la primera parte hizo que el Ciclón haga pie dentro del campo de juego, pero cuando parecía comenzar a inclinar la cancha, un error de Gianluca Ferrari lo dejó con un hombre menos.

La desventaja numérica desequilibró al local, que a los 32 minutos sufrió el primer golpe a través de Jonathan Herrera que definió sobre el primer palo y dejó sin chances al arquero de San Lorenzo para abrir el marcador.

El entretiempo le vino bien a San Lorenzo, que con la necesidad de salir a buscar el resultado se llevó por delante al visitante y encontró en su inesperado goleador, Bruno Pittón, el empate.

El golpe no le hizo daño a los dirigidos por Gustavo Coleoni, que tras un córner en área y un contraataque perfecto volvió a ponerse arriba en el marcador dos minutos más tarde con una excelente participación de Lisandro Alzugaray, el oriundo de Viale con pasado en Atlético Paraná.

Con el partido completamente desarmado por la situación, el Ferroviario aprovechó el desorden de los dirigidos por Juan Antonio Pizzi y sentenciaron el partido a su favor con un golazo de Marcelo Meli y otro de Alzugaray.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate