Un nene y una nena fueron picados por alacranes en Paraná y terminaron internados en Terapia Intensiva del Hospital Materno Infantil San Roque. Hubo que aplicarles antiveneno y, afortunadamente, ya pasaron a sala común.

El primero de ellos ocurrió el 31 de diciembre y, el otro, este jueves 2 de enero.

Así lo indicó al Nueve la responsable del Centro de Intoxicaciones de Entre Ríos, Analía Corujo. "Los niños están en un grupo de riesgo, sobre todo los menores de cinco años", explicó la profesional y dijo que los casos suelen ser constantes.

"Después de la picadura, el síntoma que no falta es el dolor. Es muy fuerte y punzante. Ese es el primero. Los síntomas de gravedad demoran entre 30 y 40 minutos, por eso siempre recalcamos en la premura de llevarlos al hospital", agregó.

Comentá y expresate