Al menos 18 personas murieron y 50 resultaron heridas en los motines simultáneos de las cárceles ecuatorianas.

Según señaló el Servicio Nacional de Atención Integral a Privados de la Libertad (SNAI) en un comunicado divulgado en sus redes sociales, en la prisión de Guayas hubo un saldo de “8 internos fallecidos y 3 agentes de la Policía Nacional heridos”.

En la cárcel ubicada en Cotopaxi el saldo fue de “13 personas privadas de la libertad fallecidas, alrededor de 35 heridas y 6 agentes de la Policía heridos”.

En la noche de los motines y en la anterior, las fuerzas de seguridad reprimieron intentos de fuga y recapturaron a los que buscaban escapar.

Estas cárceles fueron dos de las cuatro protagonistas de las revueltas y los motines producidos en febrero de este año, en las que hubo 79 reclusos muertos y más de 20 heridos.

Actualmente, la capacidad penitenciaria de Ecuador está excedida: el país tiene 60 cárceles disponibles para alojar a 30.000 presos, pero hoy tiene cerca 39.000 reclusos bajo la custodia de 1.500 guardias. Los expertos indican que se necesitan 4.000 efectivos para ejercer un control efectivo.

El índice de hacinamiento en las prisiones ecuatorianas está cerca del 30%. En 2020, según la Defensoría del Pueblo, hubo 103 asesinatos en las cárceles.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate