Cuatro argentinos forman parte de los grupos finalistas de dos de los premios más renombrados para el área académica a nivel mundial.

La Fundación Varkey entrega cada año en colaboración con la Unesco el Global Teacher Prize, que selecciona a los mejores docentes del mundo y otorga el premio de un millón de dólares al ganador.

Así anunciaban en la cuenta oficial de Twitter del premio los finalistas, entre los que se encuentran dos docentes argentinas. "Estos profesores han sido seleccionados entre más de 8.000 nominaciones y solicitudes de 121 países", informaron.

Embed

Quiénes son los seleccionados

Gisela Gómez,de 35 años trabaja en el Instituto Provincial de Educación Técnica Nº 85 en General Paz, Córdoba, y se enfocó en darles herramientas científicas a sus alumnos para resolver problemas de la comunidad.Sus estudiantes mejoraron la dieta de los adolescentes añadiendo vitaminas a caramelos, desarrollaron mezclas preparadas para hornear sin gluten y concientizaron sobre la celiaquía e e impulsaron una campaña de sanitización de tanques de agua luego de analizarlos.

Ana María Stelmanda clases en la primaria N°7 del barrio Hipódromo de La Plata y trabaja con chicos vulnerables, que incluso han llegado a vivir dentro de studs o caballerizas,involucrándolos en proyectos como trabajar con el compost a base de bosta de caballo, lombrices y la producción de plantines y de astronomía con colaboración de gente de otras regiones a través de la virtualidad.

En el Global Student Prize, dos alumnos argentinos se posicionaron entre los mejores 50 de todo el mundo.

Lisandro Acuña, del Colegio ORT de Buenos Aires, tiene 17 años y es uno de los desarrolladores y fundadores de LectO, una aplicación gratuita que edita el texto de tal manera que permite la lectura y la escritura a personas con dislexia. Hasta la fecha, LectO ayudó a 5.000 personas procedentes de Argentina, Uruguay y España.

Mario Sánchez, de la Escuela de Comercio 5005 Juan XXIII de Salta, quien también tiene 17 años, forma parte de la comunidad wichi y busca combatir con la deserción escolar en su comunidad. Para ello está desarrollando una aplicación que traduce del español al wichi y viceversa sin la necesidad de estar conectado a internet, ya que no tienen buena conectividad.

Lisandro y Mario se destacaron entre 3.500alumnos procedentes de 94 países diferentes.

Los premios

El Global Teacher Prize transita su octavo edición y para elegir a los finalistas un jurado contempla distintos parámetros: los resultados de aprendizaje que logran, el impacto directo en la comunidad a partir de sus métodos de enseñanza, la influencia que tienen en los chicos para convertirlos en “ciudadanos del mundo” y el reconocimiento de organismos locales.

El jurado del Global Student Prize evalúa a los estudiantes en función de sus logros académicos, de la influencia en sus compañeros, de los proyectos que desarrollaron para ayudar a su comunidad, del modo en que demuestran creatividad e innovación y cómo actúan como ciudadanos globales.

Es la primera vez que se entrega el premio Global Student Prize a cargo de la plataforma Chegg. El premio otorga 100 mil dólares a quien se quede con el primer puesto.

En ambos premios seguirán seleccionando y en octubre quedarán 10 finalistas. En noviembre se anunciará a los ganadores desde París.

Comentá y expresate