Dos conductores que manejaban en estado de ebriedad causaron siniestros viales y fueron detenidos anoche en Paraná, según informaron desde la Departamental de Policía a AHORA.

De acuerdo a las fuentes policiales, el primero de los hechos se produjo alrededor de las 20:00 en calles Churruarín y Gobernador Maya, donde intervinieron policiales de la Comisaría Séptima.

Allí, el conductor de una camioneta Ford F100, de 40 años, se dirigía por calle Churruarín y al realizar marcha atrás hacia el cardinal este, colisionó con otro rodado que venía hacia el mismo cardinal, al impactar con su parte trasera a un Volkswagen Suran, el cual era conducido por un hombre de 57 años.

"Ante ello, se solicitó personal de Tránsito Municipal, ya que el conductor de la camioneta se encontraba alcoholizado. Luego de la presencia del personal idóneo y de labrar las actas pertinentes con el secuestro de la camioneta, el conductor, ofuscado, procedió a arrojar una botella de vidrio hacia dicho personal, lo que ameritó su detención", contaron desde la Policía.

En comunicación con la fiscalía en turno, se dispuso su correcta identificación y luego quedó en libertad, supeditado a la causa de “resistencia a la autoridad”.

DOS TEST POSITIVOS Y UNA NIÑA HOSPITALIZADA

El segundo hecho se registró alrededor de las 00:20, ya madrugada del lunes. "Un masculino de 37 años circulaba en un automóvil Fiat Palio junto a su esposa y sus dos hijas -de 6 meses y 6 años, respectivamente- por calle Alvarado hacia el cardinal noroeste, cuando en sentido de circulación contrario lo hacía un vehículo Chevrolet Joy, conducido por un masculino de 44, este último de manera zigzagueante", señalaron desde la fuerza.

Esta situación fue advertida por el otro conductor, quien "volanteó hacia su lado a fin de evitar ser colisionado, pero de igual manera fue impactado en el lateral izquierdo, debiendo detener la marcha". Sin embargo, el auto que ocasionó el choque "se dio a la fuga del lugar y detuvo su recorrido en calles Tomás Guido y Alvarado, debido a que había reventado la cubierta delantera izquierda", relataron las fuentes policiales.

En el lugar, "se hizo presente de inmediato el propietario del rodado Fiat, quien impidió que continuase y le solicitó los datos correspondientes; pero éste descendió, lo golpeó en el rostro y lo amenazó", informó la Policía.

Por ello, "presente en el lugar personal policial de la Comisaría Sexta, solicitó una ambulancia, la que trasladó a la menor de 6 años de edad hacia el Hospital San Roque, por cuanto comenzó a marearse producto del choque, y al entrevistar las partes, el demorado denotaba estar totalmente alcoholizado".

En comunicación con la Fiscalía en turno, se dispuso el alojamiento del conductor alcoholizado en l Alcaidía de Tribunales por el delito de “lesiones”. Además, se dio intervención a Tránsito Municipal, quienes practicaron el test de alcoholemia, el que registró 1,47 grados de alcohol en sangre y 0,14, ambos positivos, por lo cual procedieron a la retención de los rodados.

choque.jpg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate