La comunidad católica de Cerrito está conmocionada por la profanación de imágenes sagradas. Se trata de los daños que sufrió una imagen de la Virgen María y el Niño Jesús, específicamente, de Nuestra Señora de la Merced, patrona de la ciudad, y también del robo de un San José.

La Virgen está ubicada en el ingreso, entre Ruta Nacional 12 y calle Dr. Borsotti. Es una construcción de cemento y de gran tamaño. "El pasado lunes 15 un vecino dio aviso a las autoridades que la imagen tenía partes destrozadas. Sin embargo todo indica que el episodio ocurrió en la noche del viernes o madrugada del sábado", expresaron desde el Arzobispado.

En síntesis, lo que se observó fue que estaba "roto el reflector que alumbra el monumento" y que "se arrancó la mano derecha, el cetro y las esposas que sostiene la Virgen con esa mano". "También se intentó quitar las coronas de acero inoxidable de María y el Niño, deformándolas", agregaron desde la sede católica.

Asimismo, indicaron que, "en otros sectores de la ciudad, sufrieron vandalismo otras esculturas y en el frente del Colegio Nuestra Señora de Fátima, se rompió el vidrio y se sustrajo de su hornacina una pequeña imagen de San José".

san josé de plástico.jpg

Las autoridades municipales y policiales están al tanto de la situación. Como desagravio, la comunidad se congregó hace algunos días en el monumento a la virgen para repudiar estos hechos.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate