Matías Pérez Taján era docente del Instituto Nuestra Señora de la Anunciación desde marzo de 2016, fue despedido sin causa de su cargo. El docente, que dictaba diez horas de música del primer ciclo (primero, segundo y tercer grado) en el colegio de Tolosa, se descargó en su Facebook sobre la situación. Allí manifiesta que la medida se adoptó porque él utilizó lenguaje inclusivo en una clase.

“Soy Matías Pérez Taján, docente de música. El jueves 27 de Septiembre la representante legal del colegio, me comunicó que me despedían “sin causa” del Instituto Nuestra Sra. de La Anunciación. Tenía diez horas en primer ciclo, y trabajaba desde marzo del 2016. En esos dos años y medio en la institución no se labró ningún acta por mal desempeño, ni se me convocó a ninguna reunión, ni se me observó en clase, tampoco se me comunicó algún tipo de disconformidad de los padres y/o madres acerca de mi desempeño”, relató.

Cale aclarar, que el 21 de septiembre recibió el telegrama de despido. Él denuncia que fue por hablar frente a sus alumnos con lenguaje inclusivo y explicar, dentro de la materia ESI -Educación Sexual Integral-, conceptos sobre la igualdad y la disidencia de género.

“Me despidieron irresponsablemente, sin ninguna instancia previa de diálogo, sabiendo incluso que fui padre hace un mes y medio. Cuando en conversación telefónica con la directora Claudia Cardozo le pregunté el motivo de mi despido, su respuesta fue que piense yo por qué podrían haber tomado esa decisión”, continúa el docente en su descargo.

Luego de pensar el porqué, contó: “Sin haber encontrado respuesta, supe más tarde que un grupo de madres y padres de tercer grado se habían quejado porque el 14 de Septiembre, aplicando legítimamente la Ley Nacional 26.150 de Educación Sexual Integral, hablé con lxs alumnxs acerca de Igualdad de género, abordando juntxs la reflexión sobre roles y funciones atribuidos a mujeres y a varones en la infancia y la adultez, utilizando palabras como TODES, y otras correspondientes al lenguaje inclusivo, sin obligar a lxs alumnxs a usarlas, sino intentando explicarles y reflexionar juntxs acerca de qué implicaba ese cambio de vocal”.

La representante legal del colegio, Gabriela Morgade, respondió: “Fue una decisión institucional, en base al perfil docente que buscamos con la escuela; no es nada puntual, vamos evaluando la respuesta que tenemos que dar en base al compromiso que tenemos con las familias”, consignó El Día.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate