El renombrado estudio de diseño italiano, Lazzarini, presentó recientemente el concepto de un superyate volador construido en fibra de carbono que es impulsado por helio y lo bautizó como "Air Yacht".

El Air Yacht está conformado por dos dirigibles de 150 metros, con cuatro hélices eléctricas alimentadas a través de energía solar y están conectados a un casco central de 80 metros de eslora. El estudio compartió las imágenes del diseño a través de su cuenta de Instagram.

Embed

En el diseño, los dirigibles están divididos en colmenas que almacenan helio. Cuando están en vuelo, el helio que estaba comprimido se libera y posibilita la propulsión para viajes de hasta 48 horas a 60 nudos, equivalentes a unos 111 kilómetros por hora.

Desde el estudio Lazzarini señalaron los beneficios ambientales que podría proveer este novedoso vehículo, explicando que "con el Air Yacht hay una forma de navegar por el cielo sin emisiones que dañan el futuro". Actualmente, el queroseno es el combustible que usan la mayoría de los aviones y con este nuevo concepto para trasladarse por los cielos, Lazzarini intenta ofrecer una "opción más ecológica".

Embed

El vehículo cuenta con todas las comodidades de un yate de lujo normal. En el Air Yacht, el compartimiento central sirve de espacio común para que los pasajeros puedan reunirse, relajarse y comer, mientras que los dos dirigibles cuentan con grandes ventanales que le permiten a los huéspedes disfrutar de la vista panorámica.

Embed

El alojamiento a bordo del Air Yacht es para un total de 22 huéspedes distribuidos en 11 cabinas: hay cinco habitaciones en cada lado del dirigible y una cabina principal situada en la zona central con una vista de 360 grados.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate