Dirigentes gremiales de la provincia adviertieron sobre el impacto negativo de los altos índices de inflación, tras conocerse el aumento del 4,7 por ciento correspondiente a marzo.

El secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Entre Ríos, Luis Gálligo, destacó que la situación que se vive es de "un ajuste tremendo, una barbaridad".

La presidenta del Centro de Jubilados y Pensionados de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) Entre Ríos, Juana Ávalos, por su parte advirtió: "Cuando vas al supermercado ya no te alcanza para nada".

En ese marco, contó cuáles son las acciones para hacer frente: "Nosotros repartimos el bolsón PAMI, que no sé si es un paliativo. De 18 productos ahora llegamos a nueve".

Oscar Barbieri, dirigente del gremio de Dragado y Balizamiento e integrante de la conducción de la regional Paraná de la CGT, advirtió que "nuevamente el gobierno vuelve a fallar con sus pronósticos sobre la inflación".

"Cada vez se remarca más la pérdida de poder adquisitivo del salario, junto a la pérdida de empleo", destacó.

Desde los gremios calculan que este año puede haber una inflación de entre 32 y 35 por ciento. "Pensamos que va a haber una desaceleración en función de la caída enorme del consumo, y porque a partir de este mes han planchado un poco las tarifas. El gran aumento de la inflación se da en virtud del aumento de las distintas tarifas y el combustible", indicó.

Comentá y expresate