Fernando Quinodoz, secretario de Trabajo de Entre Ríos, dictó conciliación obligatoria en el marco del conflicto por el transporte público en Paraná. De esta manera, se levanta la medida de fuerza de los trabajadores y se retrotraen los despidos realizados por la empresa.

Según comunicó oficialmente Quinodoz tras la audiencia de este miércoles al mediodía, la conciliación obligatoria rige desde la hora 0 de este martes y se extiende por 10 días. A fin de mes vencerá esta disposición oficial de la Secretaría de Trabajo.

Ante esta situación, las empresas nucleadas en Buses Paraná deben reincorporar al trabajador despedido, hecho que ya se concretó. Además, los empresarios deben abstenerse de realizar suspensiones o despidos del personal durante lo que dure la conciliación.

Por su parte, la Unión Tranviarios Automotor -UTA- no podrá tomar medidas sindicales. Por este motivo, la retención de servicios prevista para este miércoles por la tarde se levanta, por lo cual los colectivos circularán normalmente por 10 días.

La conciliación había sido solicitada formalmente por los empresarios, a raíz de la medida de fuerza que definieron para hoy los choferes de Paraná. Además, en representación de Marcelo Lischet, habían plantearon las dificultades económicas y financieras para hacer frente al pago de sueldos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate