Un joven de 28 años fue detenido este martes por la noche por parte del personal policial dependiente de la Comisaría Decimoprimera, por el supuesto delito de “Desobediencia Judicial y Lesiones en Flagrancia”. El sujeto había atado a su propio padre.

El hecho ocurrió cerca de las 20, cuando el damnificado volvía al domicilio. Allí, su hijo salió a la calle y lo increpó con insultos, arrojándole piedras de la calle y golpeándolo en zona de la cintura. Esto provocó que el padre cayera al piso, por lo que también lo agredió físicamente en el suelo hasta que los separaron los familiares.

El joven fue demorado por los efectivos de las fuerzas de seguridad que arribaron al lugar. Por las lesiones, ambas personas fueron trasladados para curaciones al Hospital Domagk.

Informada la Fiscal de turno, se dispuso el traslado del agresor a la Alcaldía por Desobediencia Judicial, ya que tenía orden de restricción judicial vigente y por las lesiones provocadas a su padre.

Comentá y expresate