Detuvieron a dos personas más en el marco de la causa que investiga el asalto a la sala de juegos de calle Galán de Paraná. Se trata de dos hermanos y uno de ellos es policía. Este viernes hubo seis allanamientos y se secuestró ropa y dinero.

El hecho se produjo el martes, y al día siguiente, se logró la detención un individuo que fue derivado al penal, esperando que llegara la tobillera electrónica para cumplimentar la prisión domiciliaria por el término de 30 días.

La investigación a cargo de la División Robos y Hurtos, avanzó este viernes con el aporte de datos, imágenes de cámaras y testimonios que se reportaron al fiscal Mariano Budasoff.

Esto motivó que el fiscal solicitara a la jueza de Garantías Elisa Zilli, seis allanamientos y la detención de dos sospechosos que quedaron comprometidos con elementos probatorios incorporados al expediente.

Los acusados que quedaron involucrados directamente en la causa, uno es por ser el segundo autor del asalto, y el restante como posible autor intelectual. Los dos viven en inmediaciones de la sala de juegos, ubicada en el corazón del barrio San Agustín.

En los procedimientos se localizó ropa, celulares, 40.000 pesos en efectivo y otros elementos que quedaron a disposición de la fiscalía.

Además, se informó que los detenidos son hermanos, pero con distinto apellido. Es más, uno de los acusados que fue aprehendido, cuenta con un comercio de pollería a pocos metros de la sala de juego.

Otro dato no menor, es que el restante detenido, y considerado el que podría haber preparado el atraco y colaborado con la inteligencia necesaria, es un policía que se encuentra en situación de pasivo, habida cuenta que fue mencionado en otros hechos delictivos producidos en la ciudad.

Los dos detenidos, luego de ser identificados correctamente, fueron derivados a la Alcaidía de Tribunales, donde quedaron alojados a disposición del fiscal, que dispondrá en las próximas horas la imputación formal.

Además, se esperan nuevas medidas judiciales, como son el entrecruzamiento de llamadas telefónicas, para tratar de aclarar la situación de un trabajador de la sala de juego, que se encuentra sospechado de haber colaborado en el hecho, según informó UNO.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate