El muchacho está acusado de "homicidio simple". El 11 de febrero, en el marco de una gresca con su yerno, terminó propinándole un piedrazo en la cabeza. El hombre no murió en el acto, sino que se descompensó esa tarde en su casa, producto del impacto, y falleció finalmente el último sábado por la tarde.

La víctima había ido hasta la casa de su hija, a socorrerla luego de que ésta le refiriera que estaba siendo víctima de violencia de género. Allí se desencadenó el hecho que terminaría por ser trágico.

El acusado quedó a disposición de la Justicia.

Comentá y expresate