Un fiscal de Salta imputó por abuso sexual a Lautaro Teruel, de 24 años, y le dictó prisión preventiva. Una mujer denunció que el hijo de Mario Teruel, uno de los integrantes del grupo folclórico Los Nocheros, había violado varias veces a su hija. Los abusos comenzaron cuando la nena tenía 9 años.

La abuela de la nena era quien solía llevar a la chiquita a la casa de la familia de Los Nocheros. La mujer era amiga de la madre del hoy denunciado, y llevaba a su nieta porque a veces iban unas primas de los Teruel que tenían su edad.

Pero -según consta en la denuncia judicial- entre juegos y juegos, el menor de los hijos del músico, entonces de 18 años, arrastraba a la nena hasta al baño y la obligaba a realizarle sexo oral. Fueron varias veces. Pero la nena no lo contó, no pudo, tuvo miedo.

Convivió con el silencio flagelándose, que suele ser bastante común en las víctimas de abuso: anorexia, bulimia, cortes en el cuerpo, intentos de suicidio. Todo esto lo cuenta Santiago Pedroza, que está al frente del estudio de abogados de la querella: "Vamos a seguir hasta las últimas consecuencias porque es un hecho muy grave. En esta chica se notan todas las secuelas que pueden dejar los abusos", dice a Clarín.

La chica no habló, pero el año pasado otra chica denunció a este mismo varón. Alertado por aquella denuncia que al parecer no pasó de las redes sociales, él le pidió reunirse a esta chica un par de meses atrás. Ella, que tiene 16 años, aceptó la reunión pero fue preparada y lo grabó. La conversación dura casi 50 minutos y ya está anexada a la causa judicial. En esa charla él le pide "disculpas" por lo que le hizo cuando ella era una nena. Le contó que tenía una novia, y que no estaba haciendo nada, que se había tomado un año de vacaciones.

La chica pudo finalmente contarle todo a su mamá, que entonces logró entender los desórdenes alimentarios de su hija de todos estos años, y el autoflagelo, y los intentos de no vivir más.

Al parecer, enterado de la situación, el músico de Los Nocheros se acercó a la mujer para persuadirla de que no haga la denuncia: "fue una pendejada nomás", le habría dicho.

La mujer no lo escuchó y el 14 de abril fue a hacer la denuncia. Días después, el fiscal penal 1 de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Sergio Federico Obeid, pidió la detención de Teruel, mientras se investigan los hechos denunciados por la madre: acosos y abusos repetidos cuando la nena iba a la casa del hijo de los Nocheros a jugar. Una casa ubicada en la zona residencial del centro de Salta Capital.

Obeid lo imputó por "exhibiciones obscenas agravadas" y "abuso sexual con acceso carnal". Y lo mandó a detener. La causa está en manos de la jueza de Garantías Nº 7, María Edith Rodríguez.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate