Unos 60 adolescentes y jóvenes de entre 13 y 22 años quedaron demorados este domingo a la madrugadaen una nueva fiesta clandestina desarrollada en Villa Gobernador Gálvez.

El encuentro se desarrollaba en una vivienda de calle Julio Argentino Roca al 400 en violación al decreto nacional y a la norma provincial que impiden las reuniones sociales por la emergencia sanitaria por coronavirus.

Los Policías acudieron a la vivienda por un llamado al 911. Al llegar a la casa, encontraron música a alto volumen y la presencia de varias personas “con bebidas en sus manos”.

Los asistentes a la fiesta fueron trasladados a la sede de Comando Radioeléctrico de Villa Gobernador Gálvez por razones de seguridad y espacio físico.

En el lugar de la reunión secuestraron varias botellas de bebidas alcohólicas, un equipo de música y parlantes.

Fuente: Rosario3

Comentá y expresate