Una pareja fue detenida en Viale, acusada de someter a un matrimonio de ancianos, de quienes previamente se ganaron su confianza. Manejaban sus ingresos e inclusos los mantenían secuestrados dentro de su propia casa, a punta de pistola.

Todo comenzó hace seis años, cuando un joven y su esposa se presentaron para ayudarlos en las tareas del campo. La chacra, de unas 140 hectáreas, contaba con herramientas pesadas, vacunos y otras explotaciones rurales que debían ser atendidas.

La confianza fue creciendo y los ancianos le cedieron 19 hectáreas para que las produjeran.

Hasta que las cosas cambiaron abruptamente. De la noche a la mañana, la esposa del muchacho exigió que les construyeran una casa, que fue pagada por los abuelos. No conforme con esto, hubo un trabajo de sometimiento sicológico que llegó al punto de controlarles todos los ingresos económicos. De la investigación policial y judicial, se supo que les cobraban las jubilaciones, como también todos los ingresos financieros del campo.

La situación se hizo insostenible, los ancianos quedaron "encerrados" en su propia casa. No podían salir, ni mantener contacto con nadie. Para que esto se cumpliera, la pareja de ayudantes, tenían en su poder dos armas de fuego y otros elementos para amedrentarlos y amenazarlos. Estaban enfermos y con una pérdida del peso, y pasaban todo el día dentro de la vivienda. Su camioneta Toyota estaba en poder del matrimonio que se hizo cargo de campo, lo mismo que el tractor y el resto de las herramientas.

Además, les informaron que parte de los vacunos habían sido robados, cuando en verdad, parece ser, fueron vendidos sin autorización de los legítimos dueños.

Un allegado al matrimonio de adultos mayores, que observó movimientos muy llamativos, dio aviso a un abogado y a un funcionario policial de Paraná. Se logró que el abuelo pudiera denunciar la grave situación y contar las penurias a la que estaban siendo sometidos por parte de los "nuevos dueños".

Fue así que en la acumulación de datos, el personal de la Dirección de Investigaciones y de la División Robos y Hurtos, obtuvo información que determinó la solicitud de una orden de allanamiento a la fiscalía en turno.

Los investigadores, a cargo de Fabio Jurajuría, llegaron el sábado al campo, en la zona rural de Viale, y allí pudieron corroborar gran parte de los dichos del denunciante.

En la requisa con testigos civiles, el personal policial fue muy mal recibido por la pareja de intrusos. Incluso la mujer atacó con varios cuchillos a los investigadores. El esposo no se quedó atrás, y tras intentar evitar el procedimiento, fueron demorados.

La Justicia ordenó recuperar un tractor, herramientas pesadas y la camioneta, así como la inmediata atención de los abuelos. Las autoridades judiciales dispusieron también el secuestro de las armas de fuego y cuchillos utilizados para agredir a los verdaderos dueños, como a los policías.

En definitiva, en la tarde-noche del sábado, la justicia dispuso la detención y traslado de la pareja a la Alcaidía de Tribunales de Paraná, por los delitos de Tenencia y portación Ilegal de arma de fuego y Atentado a la Autoridad.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate