El chofer de un colectivo contratado para llevar a los alumnos de la Escuela Primaria 191 de Rafael Castillo hacia un viaje de fin de curso hacia la localidad bonaerense de Las Toninas fue bajado de la unidad y detenido durante algunas horas luego de confirmarse que estaba borracho.

La Comisión Nacional Reguladora del Transporte (CNRT) hizo el control solicitado por un grupo de padres antes de salir a la ruta y comprobaron que tenía 1.39 gramos de alcohol en sangre.

Cuando el inspector de la Secretaría de Transporte hizo el control de alcoholemia al conductor del colectivo dio positivo, los padres de los alumnos increparon e intentaron agredir al chofer.

El hombre de 60 años, identificado como Pedro Alfredo Correa, fue trasladado a la comisaría de la zona. El micro pudo partir hacia Las Toninas con otro chofer asignado.

Jorge Ceballos, subdirector de la CNRT, confirmó la información y brindó detalles del operativo: «El test de alcoholemia le dio positivo, por ende los fiscalizadores llamaron al municipio de La Matanza para que hicieran de apoyo, no tuvimos respuesta. Para la solicitud de viajes provinciales necesitamos que los municipios apoyen porque con la CNRT no tenemos jurisdicción al 100%».

Además informó que «la Policía estaba prestando apoyo y el chofer rechazó hacerse la contra prueba».

Sensibilizados por la reciente tragedia en Lezama, donde dos alumnas de un colegio de Benavidez perdieron la vida, los padres de los chicos presentes en el lugar se mostraron enojados e indignados por la falta de responsabilidad del chofer que, según contó Ceballos en TN «no realizó ningún descargo».

Comentá y expresate