En un conocido lugar de Villa Adela, en Concordia, inspectores de COCIM detectaron que en la tarde de este miércoles se realizaba una fiesta de cumpleaños infantil con numerosa asistencia de invitados y sin respetar ninguno de los protocolos vigentes, además de que violaba la prohibición de eventos sociales.

Personal municipal procedió a labrar el acta con la infracción y a clausurar el lugar que ya había sido clausurado dos semanas atrás, cuando en el mismo lugar se realiza en la noche de un sábado una multitudinaria fiesta clandestina con más de 150 asistentes.

Según 7Páginas, las personas que estarían relacionadas con este lugar, son algunas de las personas que habrían agredido sexualmente a una inspectora municipal, manoseándola, hace tres meses cuando intentaron disuadir la realización de una fiesta privada en un hogar particular en la zona céntrica de Concordia, a escasos metros de calle Entre Ríos.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate