Jan y Mónica se amaban. Entre los dos no existían los secretos y desde hace 19 años estaban felizmente casados. Sin embargo, él descubrió un secreto imperdonable: ella había sido un hombre en el pasado.

El hombre de 64 años comenzó a sospechar de Mónica cuando un día revisó el celular de ella y tuvo dudas respecto de su identidad. Sin embargo, ni siquiera en los momentos de mayor intimidad llegó a sospechar de la sexualidad de su mujer. “Nunca había notado nada raro, ni cuando teníamos sexo“, relató al sitio web del diario Het Nieuwsblad.

De acuerdo a lo que expuso Jan, ambos habían acordado no tener hijos. En el caso de él era porque ya había sido padre durante un matrimonio anterior y no quería volver a tener niños. En el caso de ella la respuesta era más que obvia y aprovechó la situación.

El problema respecto de la identidad de Mónica surgió cuando un día tuvo un problema con su documentación y tuvo que hacer un trámite. Entre las evidencias que había encontrado en el teléfono de su pareja y la insistencia que ejerció sobre ella, finalmente la mujer le reconoció que nació como un hombre y justo antes de conocer a su actual pareja se había realizado un cambio de sexo.

“Siempre pensé que era una mujer atractiva, una mujer, y no tenía rasgos masculinos. Ella me engañó fingiendo que tenía la menstruación, usaba toallas higiénicas para ocultarme la verdad“, relató Jan.

Comentá y expresate