El pasado domingo, un niño de tres años y diez meses, fue encontrado flotando en una pileta de poca profundidad del Parque Acuático de Federación.

El pequeño había llegado como turista a la ciudad termal junto a sus padres desde la localidad de Roque Pérez, provincia de Buenos Aires y tras el hecho sufrió un paro cardiorrespiratorio por ahogamiento.Fue derivado de inmediato a la Unidad de Terapia Intensiva del hospital Masvernat de Concordia, donde permanecía en estado reservado.

Sin embargo, la buena noticia llegó este miércoles cuando su padre anunció que el pequeño milagrosamente se despertó, habló con ellos y se tomó una mamadera de leche “porque tenía mucha hambre”.

“Se levantó pila pila, aparentemente no quedó con ninguna secuela, puede mover todoy de seguir todo así mañana lo pasan a sala general donde podremos estar casi todo el día con él, así que ya falta poco solo hay que aguantar un poquito más”, afirmó su padre con gran alegría.

Fuente: Diario Río Uruguay

Comentá y expresate