Una historia de fidelidad. Similar a la de Capitán, el perro de Villa Carlos Paz que se fue a vivir al cementerio junto con su dueño una vez que éste falleció, en la puerta de un hospital de Brasil un animalito conmueve a todos los que por allí pasan.

Su dueño, un hombre de 59 años sin hogar, ingresó hace cuatro meses a un nosocomio de Novo Horizonte, en el estado de Sao Paulo, con una herida de arma blanca que recibió en una pelea callejera.

Embed

El perrito llegó al lugar luego de perseguir por kilómetros y kilómetros la ambulancia que trasladaba a la persona que cuidaba de él. Desde entonces, aguarda en la puerta del hospital a que su dueño salga del lugar al que lo vio ingresar. Pero eso no sucederá, ya que el hombre no pudo resistir y murió.

Según cuenta el sitio de noticias O Globo, el personal que trabaja en el hospital cuida del animalito, dándole alimento y agua. Habían logrado localizar una perrera para que se haga cargo de su cuidado. El refugio, ubicado a tres kilómetros del lugar, se llevó al animal pero éste logró escapar, para volver a la puerta de ingreso por la que cada día espera reencontrarse con su amo.

Fuente: La Voz del Interior

Comentá y expresate