Todos los años, en el aniversario de su muerte, muchos en Cali le apuestan al número marcado en la tumba del ex futbolista Albeiro el "Palomo" Usuriaga, la figura del América de Cali y de Independiente de Avellaneda que fue asesinado el 11 de febrero de 2004.

Pero esta vez ocurrió algo extraño. En la noche del último domingo, salió en TV una vendedora de lotería contando esto mismo: que era muy común que los apostadores le jugaran al 3.582, el número de la tumba del ex futbolista en el cementerio Metropolitano del Sur de Cali. Ese simple comentario en televisión, incentivó otra vez a muchísimos a apostar por el numerito y pedirle suerte al "Palomo", aunque no fuera en una fecha relacionada con él.

Y al día siguiente, este lunes 29 de abril, el 3.582 salió ganador en la lotería local Chontico Millonario, que entregará 1.700 millones de pesos (526.034 dólares) a repartir entre los beneficiarios.

"En un programa de televisión salió una vendedora de Chontico diciendo que era muy común que cada vez que se cumplía un aniversario de la muerte del Palomo salía el número de su tumba y recomendaba a las personas que lo jugaran, es así como hubo un aproximado de 1.800 ganadores", afirmó Mauricio Orozco, director comercial de la empresa Gane, a la radio La FM.

Embed

La vida del "Palomo" siempre estuvo envuelta en polémicas y tragedias. Una vez dio positivo por cocaína en un control antidoping, por lo que en principio fue suspendido dos años para ejercer como futbolista profesional. Además, su esposa fue asesinada por altercados familiares, de acuerdo a Blu Radio.

Pero el 11 de febrero de 2004 la tragedia le iba a tocar directamente a él. Esa tarde su hermana Carmen Usuriaga recibió una llamada de un hombre que le advirtió que iban a matar al "Palomo", pero ella pensó que era una mala broma. Sin embargo, esa misma noche unos sicarios en moto acabaron con la vida del delantero.

"Palomo" estaba jugando cartas con unos amigos en una tienda de un barrio popular de Cali, en la esquina de su casa, cuando dos hombres en moto llegaron, y uno le propinó 13 tiros a quemarropa. Al principio, las autoridades señalaron que el crimen fue ordenado luego de que el futbolista presenciara un asesinato; sin embargo, los verdaderos motivos salieron a la luz tres años después.

Tras una investigación, la Fiscalía esclareció el homicidio del "Palomo". Fue ordenado por Jefferson Valdez Marín, jefe de una banda criminal de la ciudad llamada 'La Negra'. Y la razón fue que Usuriaga había iniciado una relación sentimental con la expareja del delincuente.

Tres días después de su muerte, "Palomo" viajaría a Japón para sumarse a su decimosexto club, con 37 años de edad. Ello, luego de pasar 24 meses fuera de las canchas por el control antidoping que dio como positivo en cocaína, en 1997, cuando jugaba con Independiente.

Usuriaga se hizo famoso en el club de sus sueños, el de su ciudad natal: los diablos del América de Cali. Luego jugó en otros equipos nacionales como Deportes Tolima, Cúcuta y Atlético Nacional, en este último se consagró luego de obtener la Copa Libertadores de 1989. Ese triunfo le valió el vuelo hacia clubes internacionales.

Llegó al Málaga de España, donde jugó un año. Regresó al América de Cali, y luego de una buena racha de éxitos terminó en el Independiente de Argentina, con quien ganó el Torneo Clausura de 1994. El técnico del club de entonces, Miguel Ángel Brindisi, recordó en un documental sobre su vida, estrenado este año en Cali, su actuación en los rojos.

"Con él ganamos la Supercopa contra el Boca de Menotti, que tenía un equipazo, y el "Palomo" era nuestra carta de triunfo. Para ese plantel fue la incorporación más importante que tuvimos: al cuarto partido fue titular y no faltó nunca. La magia del 'Palomo' era la impronta, tenía en velocidad, y una explosión que marcaba diferencia", expresó Brindisi.

El colombiano también pasó por el Necaxa de México, Barcelona de Ecuador, Santos de Brasil, Sportivo Luqueño de Paraguay, Millonarios y Atlético Bucaramanga de Colombia, General Paz Juniors y All Boys de Argentina, y Carabobo de Venezuela.

Al "Palomo" también se le recuerda como el autor del gol que clasificó a la Selección Colombia al Mundial de Italia 1990, en un partido de repechaje contra Israel, que significó el regreso del cuadro cafetero a la copa del mundo después de 28 años de ausencia. Sin embargo, el entonces técnico de la tricolor, Francisco "Pacho" Maturana, decidió no convocarlo alegando bajo rendimiento.

Infobae

Comentá y expresate