A partir del lunes modificaron el horario de apertura de los comercios en la capital provincial. Puntualmente, será de 9 a 17, atendiendo a la necesidad de ventas. Los sábados, por su parte, serán de 9 a 13.

La medida fue dispuesta por el intendente Adán Bahl a través del decreto municipal 659, luego de la reunión que mantuvo con representantes del sector comercial y el sindicato de empleados de comercio.

El jefe comunal confirmó el cambio el viernes pasado, tras el planteo realizado por comerciantes y el análisis realizado desde que se dispuso la reapertura de los negocios, que había sido determinada de 11 a 18.

Embed

"Tenemos que analizar cómo es el flujo de las personas y hemos detectado que había una concentración importante entre las 11 y las 13, personas que a veces venían temprano al banco y daban vuelta en la peatonal esperando que abra el negocio", reconoció Bahl.

Ante esto, dijo que se descomprime esta situación y se lleva de dos a cuatro horas ese tiempo de concentración estimado. "También se amplían las perspectivas de captar clientes de los comerciantes y logramos distribuir a la gente en el tiempo", reconoció.

Comentá y expresate