Cuidadores domiciliarios volvieron a reclamar en la puerta del Iosper de calle Andrés Pazos de Paraná por los pagos adeudados en concepto de las prestaciones realizadas.

"Estamos reclamando que desde enero no cobramos. Hay chicas que tienen que dejar de pagar sus cosas y no tenemos plata ni para comer", alertó una de las trabajadoras.

"Esto es insostenible. Estoy esperando que alguien salga y me den una respuestas", señaló, y solicitó a Fernando Cañete explicaciones por la situación.

En el mismo sentido, otro de los cuidadores afectados alertó que la problemática atañe incluso a otras obras sociales, que demoran en los pagos, sin certidumbre de cuándo cobrar.

Mirá la nota completa:

Embed

Comentá y expresate