El Movimiento Socialista de los Trabajadores -MST- de Entre Ríos calificó de "reaccionaria, antiderechos y antidemocrática" a la Cámara de Senadores, cuya mayoría se expresó por la negativa en el proyecto de despenalización del aborto. Señalaron además que pedirá la disolución del órgano, por considerar su composición "antidemocrática".

Así lo hizo saber Nadia Burgos, dirigente del espacio: "Esta lucha es irreversible, con la negativa al proyecto lo único que logran es que la marea tome más fuerza. Demostraron que esa cámara reaccionaria, antiderechos y antidemocrática es incapaz de garantizar un derecho democrático y una política de salud pública como es el derecho al aborto legal, seguro y gratuito. Privilegian las presiones de la iglesia y los sectores reaccionarios por sobre la exigencia histórica y masiva de las mujeres".

La militante feminista advirtió además que "con la lucha en la calle" la interrupción voluntaria del embarazo será ley en nuestro país: "A todos los senadores con sueldos de privilegios que votaron en contra y que argumentaron desde los prejuicios, ignorancia y la defensa del sistema patriarcal queremos decirles que sabemos quiénes son y no lo vamos a olvidar. Esto desnuda el verdadero espíritu de esta Cámara, que existe para mantener el status quo. Para las mujeres y la disidencia esto significa negar nuestros derechos".

Para cerrar, Burgos remarcó: "Vamos a exigir y lanzar una campaña de disolución del Senado, ya que se trata de una cámara cuya composición es absolutamente antidemocrática. El derecho al aborto legal, seguro y gratuito lo vamos a conquistar en la calle y luchando! ¡Arriba nuestra marea verde!".

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate