Marcelo Lischet, uno de los empresarios de Buses Paraná, que concesiona el servicio de colectivos en la capital, señaló en Telediario que el acuerdo firmado a nivel nacional con la Unión Tranviarios Automotor -UTA- es un "principio de solución" al conflicto del transporte urbano de pasajeros, pero reconoció asimismo problemas en Paraná, en línea con lo planteado desde el gremio.

"Es un tema día a día. Nosotros recaudación no tenemos. Sí recibimos subsidios nacionales y provinciales. Ayer la Secretaría de Transporte, vía Ministerio de Transporte, indicó que sus acreencias estarían llegando entre el viernes y el lunes. Esperamos ese dinero, en parte para el personal" resaltó el empresario.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate