Una fiesta clandestina en la que participaban unos 200 jóvenes fue desbaratada por la policía y personal municipal, en una casa del barrio Hospitales, en la ciudad santafesina de Rosario, informaron hoy fuentes policiales.

La fiesta clandestina se desarrollaba en la madrugada de este domingo en una casa de Gálvez al 1700 y fue cancelada por la policía y la Municipalidad, luego de los llamados de algunos vecinos, sorprendidos por el inusual movimiento de dos centenares de jóvenes y el alto volumen de la música.

Por su parte, la secretaria de Control y Convivencia de la Municipalidad de Rosario, Carolina Labayru, publicó un video sobre la fiesta clandestina y escribió en su cuenta de Twitter: "FIESTA CLANDESTINA. Fue en Gálvez al 1700 y había casi 200 personas. El personal de Control la desarticuló gracias a una denuncia al 147. El fiscal Pablo Socca ordenó la detención del titular de la vivienda. Tenemos que hacer cumplir las normativas vigentes y seguir cuidándonos".

Los participantes fueron trasladados a la comisaría de la zona y el dueño de la casa quedó demorado a disposición del fiscal Pablo Socca, a cargo de la causa por violación al decreto presidencial que dispone restricciones a la circulación y a la reunión de personas, como parte de las medidas de prevención de la pandemia de Covid-19.

Los inspectores municipales constataron no sólo que en la fiesta había una concurrencia muy superior a la permitida por la normativa vigente sino que no respetaban la distancia social ni el uso de barbijos.

Fuente: El Litoral

Comentá y expresate