Personal de la Brigada La Paz perteneciente a la Dirección Prevención de Delitos Rurales, a cargo del subcomisario Cristian Graciani, desarticuló una amplia red de captura de aves en Entre Ríos, las que tenían como destino su comercialización en las grandes ciudades de Buenos Aires, según informaron fuentes policiales.

Tras meses de investigación, en dos allanamientos ejecutados el último sábado en Puerto Algarrobo y con la detención de un vehículo que transportaba los pájaros en un doble fondo a principios de febrero en la Ruta 12, a la altura de El Solar, la Policía secuestró y luego liberó unas 387 aves autóctonas de especie protegidas en total, solo en esos dos operativos.

El negocio "mueve grandes sumas de dinero", señalaron las fuentes policiales. Dependiendo de qué tipo de ejemplar se trate y del comprador, los pájaros pueden ser vendidos en el mercado ilegal en una amplia gama de precios, desde los 300 pesos hasta los 3.000 dólares.

No te pierdas los videos del operativo y la liberación de las aves.

USABAN AVES DISECADAS COMO "LLAMADORES" Y PEGAMENTO

La Brigada departamental informó a La Sexta que "personas oriundas de Buenos Aires que se encontraban realizando una red de captura y comercialización de aves en la zona de Puerto Algarrobo y El Solar poseían una casa de fin de semana en la zona de Puerto Algarrobo en la que acopiaban distintas especies de aves que eran cazadas con la utilización de tramperas, jaulas, pegamento y redes". "De esta forma, no solo hacían un gran stock de aves, sino que también las compraban a vecinos de la zona rural, incentivando su captura a cambio de dinero", indicaron.

El personal de Delitos Rurales, que contó con el acompañamiento técnico de la Dirección de Recursos Naturales y de la Dirección de Fiscalización, solicitó al Juzgado de Garantías y Transición de La Paz sendas órdenes de allanamiento y requisa de dos fincas, las que se autorizaron y concretaron pasado el mediodía del sábado con resultados altamente positivos.

El primer allanamiento se concretó en una vivienda ubicada en Paraje Puerto Algarrobo, propiedad de estas personas oriundas de Buenos Aires, la cual era utilizada para el cautiverio de las aves; en la misma se procedió al secuestro de: nueve señuelos fabricados de forma casera con aves de diferentes especies disecadas, cinco redes tipo mallas, tres recipientes plásticos con tapa con contenían pegamento denominado "pega pega", 11 amanzadores de aves compuestos de madera, 40 jaulas con trampera, 14 aves denominadas "llamadores" de diferentes especies y una cantidad aproximada de 100 aves de diferentes especies entre ellas: Reinas Moras, Cardenales copete rojo, Juan Chiviros, Jilgeritos, Cabecitas Negras, Zorzales, Cororo, Pica Palo, Lechuzas, las cuales se encontraban en un jaulón de 2 metros de altura por 14 metros de longitud.

Además de esto, en dicho procedimiento personal policial localizó en el cielo razo de la vivienda dos armas de fuego: una escopeta calibre 12 y una carabina calibre.22, además de 29 cartuchos calibre 12, careciendo el propietario de la vivienda de la documentación legal de las mismas, por lo que se procedió a su secuestro por el supuesto delito de tenencia ilegal de arma de fuego. También se constató un acoplado con un llamativo doble fondo seguramente para colocar allí las aves y poder transportarlas de manera oculta.

El segundo procedimiento se efectuó en una vivienda rural, donde personas oriundas de la zona rural de Puerto Algarrobo se dedicaban a la captura de estas aves, para ser comercializadas a estas personas de la provincia de Buenos Aires.

En este establecimiento se procedió al secuestro de siete jaulas para aves en cuyo interior había siete aves denominadas "llamadores" (un "cardenal", cinco "juancho chiviro" y un "corbatita"). Además de esto, había una totalidad de siete jualas con trampero, cinco aulas comunes para aves en las cuales se encontraban 12 aves de diferentes especies (Juan Chiviros, Reina Mora y Cardenales).

Es de destacar que la totalidad de las aves, jaulas, tramperas, redes y demás elementos secuestrados en relación a la Ley Provincial de Caza N° 4.841, fueron depositados en Brigada Quebracho hasta que tomó intervención personal de la Dirección de Fiscalización para proceder a la liberación -que se concretó este lunes-, a la adaptación en cuarentena de las aves denominadas llamadores y posterior liberación, y a la destrucción de todas las jaulas, redes, tramperas y amanzadores.

Embed

LIBERACIÓN CON ALUMNOS DE LA ESCUELA FRENCH

Personal de la Dirección de Prevención de Delitos Rurales y directivos, docentes, preceptores y alumnos de la Escuela N° 15 Domingo French de la ciudad de La Paz, participaron de la liberación de dos lechuzas y las otras 150 aves que fueron rescatadas de su cautiverio en los allanamientos de Puerto Algarrobo.

"En el sencillo acto de liberación, los uniformados recalcaron e inculcaron a los chicos que las aves deben estar libres y no enjauladas", subrayó la Policía ante La Sexta, algo que consideraron "un acto digno de enseñanza para toda la sociedad".

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate

Se está leyendo

Lo último

Encuesta

#ParoDeTransporte: ¿qué opinás de la medida de fuerza?

Es un reclamo justo
Deben reclamar sin afectar al usuario
La Justicia debe impedir los paros
ver resultados

Las Más Leídas