Desaparecieron 36.000 dólares de la Municipalidad de General Campos, departamento San Salvador. Una vez confirmada la faltante del dinero, el intendente Sergio Martínez realizó una denuncia ante la Policía y, por este momento, se investiga el paradero del sobre con los billetes.

Los dólares estaban en un sobre lacrado y el mandatario aseguró haberlo visto por última vez el 31 de diciembre. La suma tenía como destino la compra de terrenos para el municipio.

La trama de la desaparición

El intendente Sergio Martínez le comentó este jueves por la mañana al Tesorero que iban a necesitar el dinero que estaba guardado en una caja fuerte porque era probable que en febrero haya novedades de la compra de terrenos que el municipio tiene proyectado adquirir para la construcción futura de viviendas.

Si bien el municipio posee una cuenta en una caja de ahorro en dólares, el año pasado, a mediados de año, habían solicitado al banco la posibilidad de extraer parte del dinero para poder avanzar en el proyecto, teniendo en cuenta las múltiples trabas que el propio Estado y los bancos ponen a los tenedores de dólares a la hora de retirar cantidades importantes.

Fue así que lograron retirar estos casi 36 mil dólares para firmar un precontrato, con la entrega del 30 por ciento del valor de las 30 hectáreas a comprar, pero con la pandemia, que no pudieron viajar los interesados, decidieron colocarlo en una caja fuerte en Tesorería municipal, bajo llaves y claves, que solo tendrían el tesorero titular y la otra empleada de esa repartición, ambas personas de carrera dentro del Municipio. El tesorero fue nombrado en 2013 por el Concejo Deliberante. No son funcionarios políticos.

En esa caja fuerte, se guardan además chequera y algún dinero diario de la Caja. Al chequear el sobre con los dólares, se encontraron que no estaban. Ni el dinero, ni el sobre, ni el lacre. Se comunicaron con la ayudante del tesorero, la que se encuentra de vacaciones actualmente, y se realizó la denuncia en la comisaría de General Campos.

A la caja fuerte solo tienen acceso los dos empleados de Tesorería, ni siquiera el contador tiene acceso a la misma. “Acá es blanco o negro, no hay grises”, remarcó Martínez. No obstante, el 31 de diciembre, cuando se realizó un balance general, el contador habría constatado la existencia del sobre en la caja fuerte. “El contador dijo que estaba”, afirmó el intendente, según publicó Reporte Cuatro.

El tesorero deberá explicarle a la Justicia que si tenía acceso diario a la caja fuerte, cómo no se dio cuenta que el sobre no estaba. “Yo hice la denuncia, no voy a tapar a nadie, porque no es plata mía sino del municipio”, resaltó Martínez. “No hay mucho misterio en esto. Es blanco o negro. No es tan difícil la investigación, no involucra a tanta gente”, apuntó.

Otros detalles importantes son la tenencia de la llave de la caja fuerte. La misma no queda guardada en el municipio, sino que la tiene en su poder el tesorero. Y además que la caja fuerte no fue forzada. Ingresaron con la llave y la clave para robarse el sobre.

“El que le hizo daño a la localidad tienen que pagar”, dijo Martínez antes de volver a hablar con el comisario Gustavo Rivero. De mínima, se esperarían allanamientos en las próximas horas que son cruciales para la investigación. Si el 31 de diciembre fue la última vez que se vio el sobre, ya pasaron 9 días.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate