miércoles 30 de noviembre de 2022
Ahora

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Gimnasia vs Boca suspendido

La Plata: la desesperación del entrerriano Leo Morales

El central de Gimnasia relató su vivencia con su hijo en medio del caos que se vivió en el Bosque: "Lo llevé al vestuario y me quebré".

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Ahora. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

Leonardo Morales, defensor de Gimnasia de La Plata, oriundo de la localidad entrerriana de Villa Urquiza, relató la situación dramática que le tocó vivir en pleno caos durante los incidentes que se dieron en las afueras del estadio del Lobo durante el partido ante Boca. Es que mientras se oían las detonaciones por los enfrentamientos entre hinchas y la Policía, un espeso humo de gases lacrimógenos invadió el campo de juego y generó pánico. Al punto que parte de la familia del central, que se encontraba en la cancha, padeció los efectos de ese aire irrespirable.

"De golpe empezó a venir el gas pimienta, la gente empezó a correr y no entendíamos nada. Hasta que el humo llegó y fue una desesperación total", arrancó su relato Morales, ya una hora después de que el partido ante Boca quedara suspendido oficialmente. Y luego compartió el momento dramático que le tocó vivir con su pequeño hijo.

"Tengo un nene de dos años y seis meses y no podía respirar. Cuando lo llevé al vestuario me quebré... Porque verlo tan mal me dolió, y me imagino lo que vivió la gente que la pasó mal también", contó el marcador central entrerriano, visiblemente preocupado por lo que le tocó pasar en medio de un escenario terrible.

A su vez, avisó que no había podido tener contacto con sus colegas de Boca aunque avisó: "Tengo muy buena relación con el Chelo (Weigandt) y voy a ver si me puedo cruzar de vestuario para saber si necesitan algo. Nosotros nos quedamos sin agua en el vestuario para darle a la gente, los ayudamos con lo poco que tenemos...".

Más adelante, en otra entrevista, contó que supo que un niño de siete años había perdido la vista, aparentemente por un balazo. Otra de las historias tristes y dolorosas en La Plata.

image.png

Seguí leyendo

Dejá tu comentario

Te Puede Interesar