Un hombre de 66 años fue víctima de un curioso robo dentro de su casa en Rosario, provincia de Santa Fe. Una mujer que conoce fue este jueves a tomar un café con una amiga y el dueño de casa, tras ingerir la infusión, se desvaneció. Al despertarse se dio cuenta que le habían desvalijado la vivienda situada en Larrea al 1000.

Según informaron fuentes policiales, la víctima señaló que cerca de las 20.30 de este jueves una mujer se comunicó con él y acordaron en tomar un café. Agregó que la conocía porque ella había cuidado de su madre anteriormente. Minutos después llegó la invitada a su vivienda, pero acompañada por otra señora.

Luego de beber el café el hombre comenzó a sentir mareos y se durmió. Dos horas después, cuando abrió los ojos, constató que le sustrajeron un televisor de 43 pulgadas, el monitor de una computadora de oficina, la suma de 1.600 pesos, tarjetas de crédito y débito, su teléfono celular y su revólver 357 caño corto.

Fuente: Rosario 3.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate