El funcionario señaló a Luis Salcedo, un exempleado municipal, aparentemente gestor del local, como el responsable de lo sucedido.

"Nosotros detectamos que el local estaba abierto, siendo que le habían dado la baja como vinoteca. Pero en las inspecciones nos dimos cuenta de que estaba desarrollando otro rubro. Pedimos el permiso, los inspectores se identificaron e ingresaron. Adentro detectaron alimentos vencidos y comenzó el decomiso" detalló Gómez en contacto con el Nueve. E indicó: "Slacedo irrumpió de modo agresivo, ingresó al negocio e invitó a los inspectores -dos mujeres y un varón- a irse. Pero antes cerró la persiana, dejándonos a nosotros afuera y a los trabajadores adentro".

El director de Habilitaciones tuvo que llamar a la Policía, que luego de insistir por varios minutos, logró que Salcedo depusiera su actitud. Desde el municipio realizaron una denuncia en la Comisaría 14°, contando lo que pasó.

Embed

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate