Lucas González, a 135 kilómetros de Paraná, vuelve a conmoverse por una denuncia por abuso sexual en perjuicio de un menor. Ahora, se trata de una niña de 3 años, cuyos padres denunciaron a un tío como supuesto autor de abusos sexuales en perjuicio de la niña.

La causa está caratulada como «abuso sexual con acceso carnal», y la investigación está en manos de la Unidad Fiscal de Nogoyá. El sospechado tío de la niña, estuvo detenido en la Jefatura de Policía de Nogoyá luego de la denuncia, presentada el jueves a la mañana por los padres.

El viernes, el juez de Garantías Gustavo Acosta le aplicó al sospechado de los abusos 30 días de prisión preventiva bajo la modalidad de arresto domiciliario, medida que cumple en una finca ubicada en Crucesitas Tercera, departamento Nogoyá. Y de ese modo se evitó enviarlo a su vivienda, en Lucas González, para que cumpla la medida. Vive a pocas cuadras de la casa de la víctima.

La defensa del denunciado, quien es profesor de la Escuela Municipal de Voley Femenino y miembro de la Comisión de Padres del Colegio Castro Barros, la ejerce el abogado Walter Martínez, el mismo que fuera condenado por la Justicia por haber fraguado documentación de la herencia del hacendado José Alberto Reggiardo.

Otra vez

Lucas González ya se ha visto movilizada por otras denuncias por abusos. En esa ciudad se originó la causa penal que llevó tras las rejas al cura Juan Diego Escobar Gaviria, el primer miembro del clero de Entre Ríos condenado por abuso y corrupción de menores.

El 28 de octubre de 2016 dos monjas del Colegio Castro Barros San José, de Lucas González, interesaron al defensor oficial de Nogoyá Oscar Rossi sobre la denuncia de abuso de un alumno de 11 años. Fue la llave que abrió las puertas del horror. Después, tres casos más, y la prisión preventiva del cura, en la cárcel de Victoria, y el juicio, y la sentencia: 25 años de prisión por los delitos de abuso y corrupción de menores.

Escobar Gaviria está en la cárcel desde el 21 de abril de 2017. Y a la espera que el Superior Tribunal de Justicia (STJ) resuelva sobre un recurso tras dos fallos condenatorios.

Antes de presentarse en Tribunales, las religiosas de la orden Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas, pusieron al corriente de los hechos al arzobispo de Paraná, Juan Alberto Puiggari, quien el jueves 27 de octubre de 2016 viajó a Lucas González, y le ordenó al párroco abandonar el templo y salir de la ciudad.

Escobar Gaviria fue condenado. Pero sus compromisos con la Justicia no han concluido: lo espera un nuevo proceso por otra denuncia por corrupción de menores.

Fuente: ERA

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate