Un reconocido fotógrafo de la noche en Santiago del Estero habría sido denunciado en la capital de esa provincia, acusado de instalar cámaras en el baño de su estudio y filmar a sus modelos con fines desconocidos.

La presentación habría sido interpuesta el 8 de mayo ante la Unidad de Abusos Sexuales y recayó en la fiscal Victoria Sotini. Según la sorpresiva denuncia, una modelo refrendó el escrito, aclarando que el número de víctimas es impreciso, pero importante y alto.

Enrostraría al fotógrafo la figura de un “delito contra la integridad sexual”, trascendió anoche.

La denuncia expresaría que un año atrás el profesional acostumbraba realizar trabajos en la ciudad. El mes pasado, una modelo habría escrito en Facebook que el fotógrafo “está sobrevalorado”, abriendo un abanico de incógnitas.

Con los días, fueron sumándose voces afines y así coincidieron en que todas habrían sido filmadas mientras se desnudaban, o hacían sus necesidades, en el baño.

Testimoniales

Interpuesta la denuncia, la fiscal habría comenzado la investigación con la citación de varias modelos.

Asimismo, habría afectado a un grupo de profesionales en procura de determinar si hay delito, o no, y su eventual naturaleza.

La denunciante habría añadido que una de ellas le exigió explicaciones, pero el fotógrafo habría respondido con amenazas vía celular.

Esas presuntas advertencias habrían sido capturadas y ofrecidas como prueba a la Fiscalía.

Contragolpe defensivo

Rápido, el fotógrafo habría acudido al abogado Juan José Saín, quien adelantó: “Se trata de una maniobra extorsiva”.

En diálogo con EL LIBERAL, Saín delineó los pasos por seguir: “Se trata de una denuncia ambigua, indeterminada e imprecisa y la real víctima es mi representado”.

Puesto en perspectiva, Saín manifestó que “aquí no hay delito alguno, es lo que penalmente se interpreta como una indeterminación de objeto”.

Por ello, indicó que en los días venideros contragolpeará “con una presentación por falsa denuncia, intento de extorsión y coacción moral agravados”.

Con terminología técnica, el abogado juzgó que alguien desea apretar a su cliente y obtener una compensación económica.

Pericias por venir, vitales en la causa

Los expertos adelantaron que la investigación comenzaría con testimonios y pericias psicológicas, o quizá psiquiátricas.

Prima facie, la modelo denunciante habría dejado entrever que el fotógrafo desplegó una conducta que bordearía el “voyeurismo”.

Características

Aquellos que presentan esta conducta son conocidos como “voyeristas” (del francés voyeur).

Los psicólogos sostienen que los individuos buscan obtener excitación sexual al observar personas desnudas o realizando algún tipo de actividad sexual; sin embargo, no implica ninguna actividad sexual posterior por parte del “voyeurista”.

Fuertes ataques y defensas por las redes sociales

La denuncia en contra del fotógrafo ya habría repercutido fuerte en las redes sociales. Mientras varias mujeres le reprocharían la conducta enrostrada, otras lo defenderían.

De él se sabe que su trabajo se focalizaría básicamente en eventos sociales: cumpleaños, casamientos, bautismos, confirmación, modelaje y boliches.

“Books” y noche

Allí se situaría el segmento de las posibles víctimas aludidas. Modelos que habrían recurrido al profesional, dado a su experiencia en el ambiente nocturno.

También su fuerte sería la concreción de “books”, libros con producciones especiales de fotografías, a criterio y total libertad de quienes lo contratan, enfatizaron los investigadores al cierre de esta edición.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate