Una perra fue víctima de un brutal maltrato en Paraná. La perrita llamada Milagros había sido chocada y abandonada meses atrás, en el balneario Thompson. Proteccionistas la rescataron y luego de rehabilitarla la dieron en tránsito. Sin embargo, denuncian en diálogo con AHORA que la mujer que la recibió en su casa la sometió a condiciones deplorables.

Dura historia

Su caso generó conmoción: luego de que la arrollara una camioneta, resultó con lesiones en la columna que le impiden volver a utilizar sus patas traseras. Sus rescatadores le consiguieron un carrito y le brindaron la atención veterinaria necesaria para sacarla adelante.

María del Carmen Videla la adoptó durante cinco meses y le brindó todo el amor que necesitaba. Sin embargo, por problemas personales de salud no pudo continuar cobijándola en su hogar y brindándole los cuidados requeridos. Por lo que comenzaron a buscar alguien que la adoptara responsablemente o la alojara transitoriamente.

Una mujer de San Benito se puso en contacto y le dio tránsito a Milagros. Los proteccionistas siguieron de cerca el proceso, además de que se hacen cargo de por vida de la alimentación y la atención veterinaria que requiera la perrita. Lamentablemente, denuncian que la mujer no habría cumplido con los cuidados debidos y que la habría sometido a graves maltratos.

Embed

Cruel maltrato

"Por razones de tiempo y trabajo, estos últimos 10 días no pudimos ir a ver a Milagros, pero nos manteníamos en contacto con la mujer que le dio tránsito. El sábado íbamos a ir a verla y a llevarle alimento y productos de higiene junto con María del Carmen", detalló Stella Maris Velázquez, una de las rescatistas, a esta Redacción.

La adoptante transitoria se comunicó para decirles que la perrita se había escapado y que por eso estaba muy lastimada. "Eso es mentira", denunció Stella Maris y agregó: "Cuando la fueron a buscar la encontraron tirada afuera de la casa, entre caca de caballo, sin agua, sin comida. Y su alimento se lo estaban comiendo las gallinas".

"La tuvieron a la intemperie durante los días que no la pudimos ir a ver. Le pegaron seguramente, porque tiene reflejos, está con miedo, es otra Milagros. Si se quedaba un día más se moría", enfatizó.

"La mujer se escondió, no quiso dar la cara, nos bloqueó en el celular. Hoy hicimos la denuncia porque esto es maltrato animal. Jugó con nuestra fe y maltrató a un animal indefenso", aseveró Stella Maris.

Tras la denuncia, la perra fue revisada por el médico policial y se da inicio a una causa judicial. Temen, además, que la mujer tenga otros animales en mal estado.

"Ahora Milagros está de nuevo en manos de María del Carmen, pese a que ella tiene problemas de salud que le impiden hacerse cargo de todos los cuidados que necesita Milagros", manifestó.

Antes y después

-Las imágenes son fuertes y pueden herir la sensibilidad del lector-.

Así estaba Milagros al momento de ser entregada en tránsito:

perra milagros maltrato pná (2).jpeg

Así se encuentra ahora. "Se le ve el hueso de la profunda escara que tiene porque la abandonaron afuera de la casa", indicó Stella Maris.

perra milagros maltrato pná (1).jpeg
perra milagros maltrato pná (3).jpeg

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate