Mientras todo el país mira consternado lo ocurrido con Fernando Báez Sosa, un ataque de dos rugbiers en el interior de un boliche de la autopista a un joven estudiante de abogacía, generó alarma en la Justicia de La Banda, Santiago del Estero.

El violento episodio se registró cerca de las 7.30, cuando la víctima, identificada como Juan Cruz Mussi, salió del boliche y se trasladó hasta donde se encontraba estacionada su camioneta Jeep.

La Dra. Carol Pamela Gadán, abogada de la víctima, informó que Mussi-de 24 años- fue brutalmente agredido por Exequiel Chedid y Francisco Piatti, ambos integrantes de un conocido club de ciudad capital.

Según contó la letrada, todo comenzó cuando su cliente se encontraba junto con cuatro amigos en el boliche y mientras subía a un sector Vip, recibió un codazo en el pecho de uno de los rugbiers, quien le manifestó:“A la salida tienes cagada (sic), ya vas a ver lo que te pasa”.

El estudiante de abogacía no respondió los agravios y se trasladó con sus amigos a otro sector.

A la salida del lugar -cerca de las 7.30- cuando la víctima y sus amigos se disponían a salir con destino al estacionamiento, fue nuevamente sorprendido por los dos denunciados.

Allí intervinieron los patovicas del boliche, quienes hicieron que la situación no pasara más allá de un cruce de palabras. El damnificado, que había llegado al lugar en su Jeep, le pidió a uno de sus amigos que manejara, por lo que los cuatro subieron al rodado y se fueron.

Cuando salían hacia la autopista para regresar a sus domicilios en esta ciudad capital, advirtieron un fuerte golpe en el rodado en la parte trasera, por lo que el chofer detuvo la marcha.

El estudiante descendió para ver qué había sucedido y allí vio que Chedid venía detrás del vehículo y antes le había arrojado un ladrillo. Los amigos del estudiante advirtieron que era la patota de rugbiers -al menos 8- por lo que también descendieron del rodado.

Según contó la Dra. Gadán, cuando su cliente se dio cuenta que iba a ser atacado por Chedid, también se puso en posición de defensa pero igualmente fue agredido por éste.

Dos de los compañeros de la víctima, ante el brutal episodio decidieron ingresar a la camioneta y quedó solo uno de ellos que trató de intervenir y también resultó lesionado, por lo que se metió en el rodado mientras Mussi era agredido.

La letrada expresó que mientras Chedid y Piatti -ambos jugadores de primera división, integrante del seleccionado santiagueño de rugby, y además uno de ellos jugador del seleccionado argentino- lo golpeaban, un tercero de gran contextura física lo tenía reducido de ambos brazos.

“Piatti le hizo una llave, es decir lo tomó por el cuello ahorcándolo, y al irse para atrás le cruzó las piernas y cuando estaban por caer ahí es cuando intervino otro joven -ajeno a los dos bandos- quien hizo que lo suelten”, explicó la Dra. Gadán.

Del caso tomó intervención el fiscal de turno -Dr. Alvaro Yagüe- quien ordenó que la víctima sea examinada por el médico de Sanidad y que Criminalística realice los trabajos de rigor en el rodado.

Además pidió que se notifique a los acusados de una prohibición de acercamiento hacia la víctima. La abogada presentará ante la Fiscalía las prendas de vestir del estudiante como evidencia del brutal ataque, publicó El Liberal.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate