A través del Decreto 3757, el gobierno de Entre Ríos declaró la emergencia fitosanitaria por el Huanglongbing (HLB) e instó a “adoptar y/o fortalecer las tareas de control, prevención y de vigilancia” en todo el territorio provincial.

Es que, tras los monitoreos que se realizaron en la zona citrícola, se constató la presencia del insecto vector del HLB, la Diaphorlna Citri, tanto en los campos comerciales como en la zona urbana, lo que causa el peligro de transmisión de la enfermedad.

Según consigna Infocampo, lo cierto es que el ingreso del HLB podría afectar a 2.352 quintas productoras de cítricos, con 15.725.099 plantasque estarían en peligro de ser infectadas, distribuidas en las 36.000 hectáreas que ocupa la producción en la provincia.

La autoridad de aplicación de la norma será la Dirección de Agricultura y Apicultura local, que está habilitada para la implementación de acciones, realización de controles y la creación del Comité de Crisis, tal como lo señalan los artículos 2°, 3° y 4° de la Resolución N° 0512/18 de la Secretaría de Producción, que fueron ratificados.

“El Huanglongbing (HLB) es considerada internacionalmente como la plaga más devastadora de la citricultura”, señaló la medida, al tiempo que indicó que “el riesgo de introducción de la enfermedad se incrementa por el creciente tránsito de material vegetal y de personas”, así como también por la “inexistencia de métodos efectivos de control de la enfermedad una vez establecida”.

Por su parte, el titular de la Secretaría de Producción, Álvaro Gabás, aseguró que “este decreto que estableció nuestro gobernador, Gustavo Bordet, es parte de una activa política de apoyo al sector citrícola que venimos implementando con énfasis”, y recordó además la reciente entrega de más de $30 millones a la producción familiar del sector, mientras que puso de relieve la apertura de los mercados de Vietnam y Corea del Sur y el avance de las gestiones para abrir el estadounidense.

“Después de muchos años de reclamo por parte de los productores, pusimos en valor las barreras fitosanitarias de la provincia”, dijo Gabás, y resaltó que “es la primera vez que un gobernador se compromete de tal modo con esta temática que decreta la emergencia fitosanitaria respecto del HLB”.

En ese sentido, explicó que se avanzará en un relanzamiento del “trabajo de capacitación con los reproductores” y de “las estrategias para la regularización de los viveros a cielo abierto que están prohibidos por la legislación nacional”.

De acuerdo a las estimaciones de análisis técnicos, una vez instalado el HLB puede causar la pérdida de hasta el 40% de la capacidad productiva en cinco años.

Comentá y expresate