El primer mes completo de aislamiento obligatorio para prevenir los contagios de Covid-19 tuvo su correlato en una caída inédita de la economía argentina, que alcanzó el 26,4% según lo informado este lunes por el INDEC.

El derrumbe de abril llegó a superar los observados en diciembre de 2001 y enero de 2002, en medio del estallido de la convertibilidad, ya que hubo varios rubros que tuvieron escaso o nulo nivel de actividad durante el mes en cuestión.

De acuerdo a los datos aportados por el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) que construye el INDEC, las contracciones que más incidieron en la cifra final fueron las exhibidas en la industria manufacturera (-34,4%), el comercio (-27%) y la construcción (-86,4%).

Estos tres sectores se vieron sumamente afectados por las restricciones que trajo la pandemia para las actividades consideradas "no esenciales", reprodujo Ámbito.

Según una encuesta oficial realizada para la industria, apenas un tercio de los locales pudieron funcionar en abril como lo hacían antes de la llegada del coronavirus.

Rubros como el automotriz, el textil y el de minerales no metálicos presentaron un elevado porcentaje de empresas que no produjeron absolutamente nada en el período. Esto se reflejó en la utilización de la capacidad instalada de la industria, que fue de apenas el 42%.

En el mismo sentido, la construcción mostró un desplome histórico que también afecto a la demanda de productos industriales como cemento, yeso, acero o hierro.

Según el índice desestacionalizado del INDEC, la caída respecto a marzo fue del 17,5%. A modo de comparación, en el mismo lapso se verificó que la economía mexicana se contrajo un 17,3%, la colombiana un 14,4%, la brasileña un 9,7% y la chilena un 8,7%.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate