El politólogo Gustavo Tarragona analizó el debate presidencial que tendrá lugar el próximo domingo en Santa Fe, y en ese sentido se permitió cuestionar tanto la obligatoriedad de la instancia, dispuesta por ley en 2016, como así también el uso de la palabra "debate".

"Me cuestiono dos o tres cuestiones: primero la obligatoriedad. En un régimen democrático son los candidatos y los partidos quienes terminan decidiendo su presentación. Y en segundo lugar la palabra debate", explicó.

En diálogo con Canal Nueve Litoral, Tarragona precisó: "Me da la sensación que va a ser una exposición de ideas, que es importante, pero el propio formato va a tener que ver más con una exposición antes que la posibilidad de intercambiar o debatir".

Mirá la nota completa:

Embed

Comentá y expresate