La mecha de este nuevo romance que sacude a Hollywood empezó, cómo no, en la pantalla grande. Y luego trajo más de una sospecha por la forma en que se miraban en la entrega de los Oscar. Lady Gaga y Bradley Cooper ya no se esconden, según una revista norteamericana. La diva del pop mundial ya se mudó a un departamento del actor en Nueva York.

La revista In Touch, que cita a una asistente del actor, asegura que la cantante se instaló en el piso que Bradley tiene en Nueva York. De hecho, el dato es que la indumentaria de lujo de Lady Gaga ya cuelga del armario que perteneció a la modelo Irina Shayk, expareja de Cooper.

El medio asegura que la pareja protagonista de Nace una estrella "ya no tiene que esconderse más". "Ella ya le dio su toque personal al departamento, en West Village, y planea hacer alguna reforma", detalló la publicación.

La novedad surge en medio de rumores de un posible embarazo de Gaga, de 33 años.

La relación comenzó mientras filmaban Nace una estrella y se potenció en la última entrega de los Oscar, cuando cantaron juntos la canción del film, Shallow. A partir de estos gestos, las redes sociales comenzaron a especular. Cooper entró en crisis con Shayk, intentaron permanecer un tiempo más como pareja por la hija de ambos, pero finalmente la realidad pesó más y terminaron separándose, publicó El Sol.

Comentá y expresate