Ya lo explicó en su momento el entonces ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren: "Sigo teniendo mi dinero afuera. A medida que recuperemos la confianza en la Argentina regresaremos el dinero".

Al parecer para el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) Leandro Cuccioli, luego de más de tres años de gestión de Mauricio Macri al frente de la Casa Rosada las condiciones de confianza siguen sin aparecer.

Por lo menos así se desprende de su última declaración jurada que demuestra que el encargado de recaudar impuestos por, entre otras cosas, los bienes que tienen los argentinos en el país, mantiene el 90,51% de su riqueza en el exterior.

Cuccioli declaró bienes y depósitos por casi 7 millones de pesos de los cuales más de 6,3 millones mantiene fuera del país.

De hecho la última declaración jurada de Cuccioli generó un pequeño escándalo a fines del año pasado que pasó casi inadvertido en medio de las noticias que intentaban dar cuenta de la desbandada de la inflación, su correlato en la pérdida del poder adquisitivo del salario y el aumento de la pobreza en la Argentina.

La Oficina Anticorrupción detectó una serie de inconsistencias en la declaración jurada de Cuccioli y advirtió que el titular de la AFIP omitió aportar datos vinculados a la locación de los inmuebles, acciones en el exterior y los fondos comunes de inversión que posee.

Y no era para menos. La megafiltración de información de sociedades offshore radicadas en paraísos fiscales conocido como los Paradise Papers mostró que Cuccioli no sólo tiene acciones en dos fondos de inversión en Islas Caimán sino que también dirigió una compañía inscripta en Bermudas, otro paraíso fiscal.

Según reveló la investigación que en la Argentina llevaron adelante La Nación y Perfil, al momento de la filtración la mayor parte de sus inversiones se encontraban en los fondos de inversión CIPEF V y CIPEF VI. Cuccioli había declarado que estos dos fondos estaban radicados en los Estados Unidos, pero lo cierto es que fueron creados en 2007 y 2011 para operar en mercados emergentes, están radicados en el paraíso fiscal de las Islas Caimán y son administrados por la compañía financiera The Capital Group de la que Cuccioli fue director hasta 2015.

En tanto director de The Capital Group Cuccioli también integró el directorio de El Tejar, una offshore con sede en otro paraíso fiscal, las islas Bermudas, y responsable por uno de los mayores emprendimientos agropecuarios en la Argentina.

De acuerdo con la investigación que llevó adelante el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), Cuccioli aparece copiado en 449 correos electrónicos como parte del directorio El Tejar, una de las diez compañías de producción de granos más importantes del país que está integrada y capitalizada, en gran medida, a través de sociedades en paraísos fiscales.

Según revelaron los Paradise Papers Cuccioli formó parte de esa ingeniería, pensada para evadir los impuestos a pagar y reducir los riesgos de potenciales demandas en los países en donde opera.

Así, el titular de la AFIP, quien declaró un patrimonio personal de "apenas" 7 millones de pesos, es decir el equivalente a un departamento de dos ambientes a estrenar en Palermo -algo que a priori parecería poco para alguien con su trayectoria y con inversiones en sociedades offshore en paraísos fiscales- no dudó en asegurar a fines del año pasado, en el marco del Coloquio de IDEA en Mar del Plata, que "es muy rentable evadir en la Argentina".

Fuente: Minuto Uno.

Comentá y expresate