Luego de las históricas manifestaciones en las calles de toda la isla cubana y las reacciones que se provocaron en el mundo a causa de ellas, Cuba anunció que levantará temporalmente algunas restricciones aduaneras que limitan la importación de alimentos y medicamentos, una de las principales demandas de las protestas.

Manuel Marrero, primer ministro de Cuba, dijo que la medida de libre importación de alimentos, medicamentos y productos de aseo se pondrá en marcha a partir del lunes próximo.

Marrero dijo en el programa Mesa Redonda, de la televisión local que Cuba va a “autorizarexcepcionalmente y con carácter temporal la importación vía pasajero con equipaje acompañante, alimentos, aseo y medicamentos sin límite de valor de importación y libre de pago de aranceles”. "Fue una demanda de muchos viajeros y era necesario tomar esta decisión", declaró.

En un momento de extrema escasez en Cuba y malestar social, desde la semana próxima los viajeros que ingresen al país podrán llevar comida, medicamentos y productos de aseo sin límites y sin aranceles. Esta medida por parte del régimen castrista aparece como respuesta a las históricas presiones sociales vistas el domingo en las manifestaciones que se extendieron por todo el territorio cubano.

El Ministerio de Finanzas y Precios aprobó de urgencia la medida y entrará en vigor desde el lunes 19 de julio hasta el 31 de diciembre, según dijo Marrero.

Marrero señaló que la Aduana de la República no pondrá límites a los ingresos de estos artículos, y que “los límites los pone la aerolínea”. También remarcó algunos requisitos mínimos: los productos de aseo, alimentos y medicamentos deben estar diferenciados del resto del equipaje personal y los productos alimenticios deben cumplir con las medidas fitosanitarias correspondientes.

Hasta esta nueva medida, las leyes de Cuba permiten la importación no comercial de hasta 10 kg de medicamentos libre de impuestos, pero pone cantidades límite a medicamentos y otros tipos de productos por los que sí cobra impuestos.

Sin embargo, se espera que la repercusión de esta apertura no sea de gran magnitud ya que debido a la pandemia, los vuelos internacionales que operan desde Cuba se limitan a unos pocos por semana. Principalmente los vuelos internacionales conectan La Habana con Madrid y con países más cercanos, como Estados Unidos, México y Panamá.

La pandemia ha perjudicado gravemente a la principal actividad económica de Cuba: el turismo. La imposibilidad de ingresar divisas, productos y generar movimiento económico lastimó profundamente la ya desestabilizada situación social.

La escasez de productos y servicios básicos llevó a la población cubana a manifestarse y demandar un cambio.

Las reacciones de la política internacional apuntaron hacia dos lugares: el régimen castrista que gobierna a Cuba hace más de 50 años y a su presidente actual, Miguel Díaz-Canel y a las políticas de bloqueo por parte del gobierno de Estados Unidos.

Joe Biden, presidente norteamericano demanda al gobierno de Cuba escuchar a su gente mientras que él mismo es llamado a revisar las políticas restrictivas desde su país, sobre todo las establecidas en la administración de Donald Trump.

Comentá y expresate