El chico ya estaba casi desvanecido y con la cara deformada de tanto llorar. Así lo encontró un vecino del barrio General Paz de Santiago del Estero, todavía atado a un árbol. Otros cuatro menores lo habían violado para vengarsede un familiar suyo, a quien acusaban de otro supuesto abuso.

La víctima tiene 9 años y dijo que los agresores, a quienes conocía del barrio, se lo habían llevado engañado de su casa. Cuando se alejaron lo suficiente, le cubrieron la cabeza, lo ataron contra el árbol y lo sometieron entre todos. De nada sirvieron las súplicas del nene para que lo soltaran ni sus gritos de terror. Se reían de él a carcajadas.

Recién en el momento en que un hombre pasó caminando de casualidad por el lugar se detuvieron y escaparon, dejando al chico abandonado pero sin desatarlo. Si bien los agresores eran todos menores de edad y por lo tanto, inimputables, la víctima sostuvo que también había dos adultos que presenciaron todo, informó El Liberal. Es a ellos a quienes apunta la investigación, por instigar el ataque.

Al parecer, la venganza iba dirigida a un hombre que hace un año empaló a un pariente de los atacantes. El chico es familiar del acusado y por eso lo "usaron" para enviar un mensaje. Ahora permanece internado en el Cepsi, con asistencia psicológica

Comentá y expresate