Hoy es un día clave para River, Marcelo Gallardo y la Copa Libertadores. Es cuestión de horas para que la Conmebol dictamine cuál será la sanción para el entrenador del Millonario, que el último martes en la semifinal con Gremio ignoró una suspensión. El Muñeco ya hizo el descargo correspondiente pero el organismo que rige en el fútbol sudamericano sería implacable.

Lo primero a destacar es que River no podrá contar con su entrenador en las dos finalesde la Copa ante Boca. Esto sin dudas es un duro golpe para el equipo y para los hinchas, pero la Conmebol entiende que lo que hizo Gallardo fue una provocación muy fuerte. El Muñeco estaba suspendido y no le importó: ante Gremio se comunicó vía handy con sus ayudantes y se coló en el vestuario para dar la charla en el entretiempo.

La pena será dura porque el DT infringió una sanción y lo admitió abiertamente ante las cámaras de televisión una vez consumada la clasificación: "Tal vez incumplí una regla, porque no estaba permitido, lo reconozco y lo asumo, pero era lo que tenía que hacer y no me arrepiento", llegó a decir en los pasillos de la cancha de Gremio. Luego en conferencia de prensa pidió perdón y dijo que jamás quiso desafiar a la Conmebol.

Se espera que esta noche se haga oficial la sanción para Gallardo. Por estas horas, la versión que circula con fuerzas en los pasillos de la Conmebol es implacable: el Muñeco sería suspendido entre 6 meses y 1 año sin poder dirigir en competencias sudamericanas. Este castigo incluye que no le sea permitido entrar a La Bombonera al Monumental en estos últimos dos partidos.

Por otro lado, River debería hacerse cargo de una multa que llegaría a los 50 mil dólares.

Esta suspensión que está al borde de ser oficial no contempla encuentros del Mundial de Clubes. Si River llega a ganarle a Boca en la final de la Libertadores el Muñeco no tendrá problemas en dirigir este torneo internacional organizado por la FIFA.

El artículo 76 de la Conmebol dice que si el entrenador suspendido infringe la sanción impuesta, podría recibir los siguientes castigos:

-Suspensión para ejercer cualquier función relacionada con el fútbol por un número concreto de partidos o por un período concreto de partidos.

-Prohibición de ejercer cualquier actividad relacionada con el fútbol.

-Prohibición de acceso a los estadios.

-Retirada de un título o premio.

-Retirada de licencia, habilitación o permisos.

Cómo actuaron Gremio y Conmebol

El equipo brasileño denunció y presentó una queja formal en la sede de Conmebol en Paraguay para pedir la victoria en el partido contra River. Ellos aseguran que la intervención de Gallardo durante el encuentro fue importante en el resultado final.

Dirigentes del Gremio viajaron y accedieron a distintas instancias de investigación. Pero lo más probable es que Conmebol deseche este reclamo y solo se enfoque en sancionar duramente a Gallardo.

El organismo le abrió un expediente al DT, analizó la información otorgada por Gremio y castigará al argentino por infringir la suspensión que ya arrastraba. De esta forma, los brasileños no cuentan con chances de jugar la final ante Boca.

"Nosotros estamos confiados en ganar el partido 3 a 0", dijo el presidente de Gremio en el mediodía del jueves. No ocurrirá. La final ya está escrita: será Boca-River por primera vez en la historia de la Copa Libertadores.

Fuente: TN

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate