Reina el hermetismo por el encuentro que tuvieron Cristina Kirchner y Alberto Fernández, cuando faltan menos de cuatro semanas para el cambio de Gobierno. La reunión fue en el departamento que la expresidenta tiene en Recoleta y sirvió para que empezaran a delinear el nuevo esquema de poder en vista al próximo 10 de diciembre.

Entre las principales cuestiones que empiezan a definir la vicepresidenta y el presidente electo están la "arquitectura" del gabinete y quiénes ocuparán los ministerios. Hasta el momento sobran las incógnitas y solo se sabe que el único nombre confirmado es el de Daniel Arroyo, que estará a cargo de Desarrollo Social.

Aunque el presidente electo aseguró que la expresidenta tendrá "cero injerencia" en el armado, se descarta que su vice tendrá peso a la hora de elegir a los funcionarios que integrarán el gabinete. Ya que fue la exmandataria la que lo ungió como candidato presidencial y le transfirió su capital político para ganar las elecciones.

De acuerdo a la agencia NA hay fuertes indicios de otros dirigentes que tendrán destino ministerial como Felipe Solá (Cancillería), Santiago Cafiero (posible jefe de Gabinete) y María Eugenia Bielsa (Vivienda y Hábitat). Resta por definir además el organigrama ministerial: por ejemplo, si Vivienda, Transporte, Obras Públicas y Producción serán ministerios o secretarías.

Quedan por definir además quiénes serán los presidentes de los interbloques del Frente de Todos en el Senado y en Diputados. Todos los sectores que integran el espacio K esperan definiciones sobre las autoridades de las bancadas, y no hay dudas de que tanto el kirchnerismo como el peronismo que responde a los gobernadores y el massismo funcionarán como interbloque y acompañarán al gobierno de Fernández.

A la espera de las novedades el presidente del Bloque Justicialista del Senado Carlos Caserio,hombre de muy buena relación con Fernández, describió la situación del Frente de Todos como "dos bloques numerosos" que funcionan separadamente pero "los dos apoyando a Alberto"."Si se arma un interbloque entre todos tendremos que definir cuál es el perfil del senador o senadora que ocupe ese lugar (de la conducción)", dijo el legislador en declaraciones a Cadena 3, sin mencionar su aspiración a ser el elegido para esa tarea.

En la bancada del Frente para la Victoria suena el nombre de la excandidata a gobernadora de Mendoza Anabel Fernández Sagasti para la jefatura de bancada en el Senado. Mientras que en Diputados, donde todo parecía encaminado a que el jefe del bloque Frente para la Victoria-PJ Agustín Rossi sea ratificado en el cargo, en estos días empezaron las dudas cuando el legislador empezó a sonar como futuro ministro de Defensa.

El propio diputado dio pistas sobre su futuro, ya que explicó que Fernández le pidió un informe sobre el área que ya había encabezado durante el segundo mandato de Cristina Kirchner. Fuentes del bloque confirmaron a NA que su pase al Ejecutivo es una posibilidad cierta.

Entre los nombres en danza circulan para liderar el interbloque en la Cámara baja están los del del presidente del PJ, José Luis Gioja, el de Cristina Álvarez Rodríguezy el de Máximo Kirchner. También el del exintendente de Tigre Sergio Massa,que tendrá su cuota de votos propios (unos 13 legisladores) en una cámara donde el futuro oficialismo arrancará en desventaja frente a la oposición de Juntos por el Cambio, que sería primera minoría.

Fuente: TN

Comentá y expresate