Llegó el día. Después de idas y vueltas, Cristian Pavón ya pasó por el quirófano para operarse de los sobrehuesos de sus tobillos que le generan dolor y que si bien no le impiden jugar, las molestias que le ocasionaron se volvieron insoportables durante el último tiempo.

El delantero fue intervenido con éxito por la fibrosis que sufre en sus tobillos, un problema crónico cuya única solución, según los profesionales a los que consultó a partir las complicaciones continuas, era la operación, que finalmente tuvo fecha para este miércoles.

A pesar de que la recuperación puede demandarle varios meses -hay quienes creen que recién podrá estar al 100% para junio, otros calculan 60 días-, la decisión del cordobés de pasar por el quirófano para poner fin a los dolores no implica que la posible venta a Los Angeles Galaxy esté caída. La tensa relación con el Consejo de Fútbol, con posterior carta documento que envió el futbolista, más la oferta concreta del fútbol estadounidense hacen que su salida se mantenga en pie, y todo indica que su ex equipo hará esfuerzo económico por él a pesar del periodo de rehabilitación que necesitará.

El deterioro del vínculo entre quienes manejan el fútbol de Boca y Pavón tuvo la operación como uno de sus capítulos centrales de una de las novelas de este mercado de pases. Es que desde el grupo que maneja Juan Román Riquelme no estaban convencidos de que el bisturí sea la mejor opción, por el tiempo que demandará su rehabilitación. Finalmente, dieron el visto bueno.

Comentá y expresate