Miguel "Chino" Vega podría pasar 17 años en la cárcel, si la Justicia hace lugar al pedido de la fiscalía que lo acusa de haber instigado el crimen de Eduardo Torrilla, ocurrido el 14 de marzo de 2017 en una plaza del este de Paraná.

Juan Malvasio, fiscal del caso, confirmó la condena solicitada este miércoles en los Tribunales de Paraná, argumentando que el acusado le facilitó al asesino -un joven menor de edad que ya resolvió su situación en juicio abreviado- el arma para que matara a Torrilla de cuatro disparos.

La defensa pidió la absolución por el "beneficio de la duda" y luego cuestionó el dolo, es decir, el conocimiento que pudo haber tenido el imputado de que el menor con el arma iba a terminar con la vida de Torrilla.

Comentá y expresate