El tribunal compuesto por Pablo Garrera Allende, Ives Bastián y María del Lujan Giorgio condenó a Rubén Valentín Franco, como autor material del delito de homicidio simple con una pena de 12 años de prisión efectiva, en tanto que su hermano Andrés fue condenado por el delito de homicidio simple como partícipe necesario, a 8 años y 6 meses de prisión efectiva. En cuanto a la situación de Clemente Franco, padre de los condenados, el tribunal decidió que quedara absuelto.

Tras la audiencia, los familiares de la víctima se estrecharon en un interminable abrazo entremezclado con llantos de desahogo por la condena pero también hicieron notar su disconformidad por lo resuelto por el tribunal, sobre todo por la absolución de Clemente Franco. “Sobre esta condena pensamos como familiares de Fabián, con todo el dolor, que la justicia es pura burocracia", dijo Ricardo Miño, hermano de la víctima.

"Creemos que los jueces no tienen mano firme porque los tres tendrían que haber tenido condena pero al que le asestó la puñalada, Valentín, el que lo mató, le dieron apenas 12 años, es un asesino y le dieron muy poco por quitarle la vida a mi hermano, Benjamín fue el que lo acompañó a Valentín, y el padre fue el que los llevó a los dos hijos en su auto a matar a mi hermano y lo absolvieron”, lamentó Ricardo.

Embed

Tras la lectura del fallo y acompañando a la familia de Fabián, el Dr. Carlos Medina, querellante de la familia Miño, sorprendido por la decisión del tribunal, le dijo a cronistas de El Sol que “veremos los considerando, lo cual será recién el 5 de diciembre a las 8 de la mañana, y veremos que hacemos”.

Vale puntualizar que Garrera Allende, Bastián y Giorgio decidieron no dar lugar al pedido de la prisión preventiva para los imputados, lo cual había sido solicitado por la fiscal María José Fonseca. Entonces de esta manera, Rubén y Andrés Franco estarán en libertad hasta que la condena quede firme, publicó El Sol.

Aparecen en esta nota:

Comentá y expresate